Perú firma un acuerdo de delación con el presunto testaferro del expresidente Toledo

Fotografía de archivo fechada el 28 de mayo de 2017 que muestra al expresidente peruano Alejandro Toledo.
Fotografía de archivo fechada el 28 de mayo de 2017 que muestra al expresidente peruano Alejandro Toledo. / EFE
Efe
29 de marzo 2019 - 15:39

La Fiscalía de Perú firmó este viernes un acuerdo de colaboración eficaz (delación premiada) con el empresario israelí Josef Maiman, presunto testaferro del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), al que supuestamente ayudó a ocultar 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

El acuerdo fue suscrito en Tel Aviv por Maiman y los fiscales peruanos Rafael Vela y José Domingo Pérez, los principales encargados del equipo especial encargado de investigar el capítulo peruano del caso Lava Jato, el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil.

En la firma también participó la procuradora (abogada del Estado) adjunta Marilyn Vega, según anunció el Ministerio Público peruano en sus páginas en redes sociales.

Maiman ya había expresado desde 2017 su intención de alcanzar un pacto con la Fiscalía peruana, que cree que su testimonio ayudará a reforzar las acusaciones contra Toledo, quien permanece en Estados Unidos a la espera de que se resuelva una solicitud de extradición presentada por la Justicia peruana.

Según medios locales, Maiman ya declaró a la Fiscalía que utilizó sus empresas para desviar los pagos ilícitos que Odebrecht hizo a Toledo a cambio de que el Gobierno peruano le adjudicase la construcción de dos tramos de la carretera interoceánica del sur, que atraviesa Perú desde el océano Pacífico hasta Bolivia y Brasil.

Mediante estas empresas "offshore", ubicadas en paraísos fiscales, los fondos fueron presuntamente traspasados a la sociedad Ecoteva, fundada en 2012 en Costa Rica por la suegra de Toledo, Eva Fernenbug.

Desde esa empresa costarricense, Toledo supuestamente pagó las hipotecas millonarias de las propiedades inmobiliarias que adquirió tanto en Lima como en las playas del norte de Perú.

Toledo está imputado por los presunta comisión de los delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias y desde febrero de 2017 tiene una orden captura internacional y un mandato de 18 meses de prisión preventiva.

Sin embargo, durante todo este tiempo ha permanecido en libertad en Estados Unidos, su lugar habitual de residencia, sin que todavía la Justicia de ese país resuelva la solicitud de extradición. Solo una noche estuvo en la cárcel, cuando hace dos semanas fue detenido por estar ebrio en un restaurante de San Francisco.

Toledo es uno de los cuatro expresidentes investigados en Perú por el caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción en Latinoamérica, ya que la empresa reconoció haber pagado sobornos en al menos una docena de países y también donaciones irregulares para financiar las campañas electorales de políticos de primera línea.

Además de Toledo, también están imputados los expresidentes Alan García (2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), así como la líder del opositor partido Fuerza Popular Keiko Fujimori, la exalcaldesa de Lima Susana Villarán y el exgobernador regional del Callao Félix Moreno.

Si te lo perdiste
stats