Advierten que 2023 será un año 'peligroso' en materia de economía

Economía en Panamá

Economía y Minera Panamá ¿Cuál es el futuro?

El tema de las negociaciones entre Minera Panamá y el Gobierno, que debe llegar a su término este 14 de diciembre, ha generado un abanico de opiniones sobre la posición de la empresa que genera miles de puestos de empleo y un gran aporte al Producto Interno Bruto del país, y la del Estado, que es el dueño del recurso y, además, se dice no obtiene los beneficios correspondientes.

Fernando Aramburú, exministro de Economía y Finanzas, respaldó lo que está haciendo el gobierno al tratar de obtener mejores beneficios sobre la actividad, ya que, hasta el momento solo se cobra 2% de regalías sobre unos 3,600 millones de dólares que realiza en ventas la empresa.

Para Aramburu, no solo está en juego el porcentaje que da la mina al país por sus ventas, sino el impuesto sobre la renta, que él considera que la empresa no quiere pagar, cuando todas las empresas deben pagar ese impuesto.

“Todos deseamos que se dé un acuerdo amistoso, pero en favorable a la República. Estamos hablando de un recurso panameño finito muy necesario para los programas de desarrollo económico y social del país”, indicó.

Recordó negociaciones importantes que ha tenido el Gobierno, como el que se hizo sobre el Canal de Panamá, aunque reconoce que en estas no hubo fechas límites. Además, habló sobre lo preocupante que es que el hecho de que supuestamente los gobiernos chino y de Singapur tienen acciones en la empresa, lo que viola la Constitución Nacional y en realidad se estaría negociando con esos gobiernos.

Recomendó que todos los sectores se alineen detrás del Gobierno para apoyarlo en las negociaciones, siempre y cuando sean negociaciones transparentes en beneficio del país, también aconsejó al gobierno trasparentar las negociaciones, qué es lo que está sucediendo.

Futuro Económico

El Exministro también piensa que el Estado no puede seguir contratando deuda para cubrir planillas, y pagar subsidio que ha traído un aumento en el déficit fiscal, ya que, no siempre se va a financiar al país para esto, y además está el problema del Programa de Invalidez y Muerte de la Caja de Seguro Social.

Ante la próxima recesión mundial, Aramburú señaló que el país no crecerá lo que se tenía previsto, habrá menos tránsito por el Canal de Panamá, el desempleo crecerá, aunque el turismo debe aumentar, pero el sector construcción no crecerá.

Enlistó países como Brasil, China, Argentina y otros que sus economías decrecerán, lo que podría afectar a Panamá, sin embargo, calificó al país como resiliente.

“Tenemos un año muy peligroso, un año de recesión, aumento en tasas de intereses, inflación. Gracias a Dios tenemos una economía diversificada”, indicó.

También señaló que el 2023 debe ser un año austero, pero será un año político y el despilfarro no se termina. 

Si te lo perdiste
stats