Asamblea pide disculpas por declaraciones de ‘Bolota’ Salazar y que han sido rechazadas por la ONU

Asamblea Nacional.
Asamblea Nacional. / Foto Ilustrativa

Las declaraciones consideradas discriminatorias que diera el diputado Jairo “Bolota” Salazar a las afueras de la Asamblea Nacional han provocado el rechazo de la ciudadanía, del presidente Laurentino Cortizo, de la Defensoría del Pueblo y recientemente de la Organización de las Naciones Unidades (ONU).

Fue el pasado martes 29 de octubre, cuando una protesta de estudiantes universitarios y representantes de la comunidad LGBTI, gritaba consignas contra los diputados y las reformas constitucionales recién aprobadas en la primera legislatura; que el diputado Salazar suelta la expresión frente a los micrófonos de los medios de comunicación: “ellos son gais y no pueden entrar” a la Asamblea.

Las declaraciones del diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD) fueron una pólvora para que aumentara el rechazo popular hacia el Órgano Legislativo y para que muchos panameños cuestionaran el nivel de diputados que están en el Palacio Justo Arosemena.

La ONU respondió a un tuit colgado por la Asamblea Nacional, donde pedía disculpas por las declaraciones de Salazar y le pidió a este Órgano del Estado que “legisle en respeto de los derechos humanos de todas las personas sin discriminación”.

“Es indispensable que se garanticen los derechos humanos de todos y todas sin exclusión”, destacó el organismo internacional desde su sede en Panamá.

Para la Asamblea en su comunicado, “reprochan toda declaración discriminatoria, sin importar su procedencia (…) Comunicamos a la nación que todos los ciudadanos tienen el derecho y el deber de participar del debate nacional”.

Por otra parte, la Defensoría del Pueblo, a través de la defensora encargada, Maribel Coco han hecho un llamado “enérgico” para que los diputados eviten comentarios que puedan ser interpretados como discriminatorios.

La Defensora le recordó a la Asamblea, el artículo 19 de la Constitución y las numerosas leyes en Panamá que prohíben y sancionan la discriminación de cualquier tipo.

Más temprano el presidente Laurentino Cortizo por redes sociales, les pidió a los parlamentarios panameños que “midieran sus palabras”.

“Yo respeto la separación de poderes. Sin embargo, el respeto es de dos vías. Solicito a los diputados que midan sus palabras. La tolerancia a la diversidad y el respeto a la dignidad humana en mi gobierno NO son negociables. Panamá es de todos.”, destacó el Mandatario.

stats