Comunidades de Barro Blanco no descartan acciones ante llenado de embalse

Ricardo Miranda, dirigente del Movimiento 10 de Abril
Ricardo Miranda, dirigente del Movimiento 10 de Abril / TVN Noticias/Alexandra Howard

El dirigente del Movimiento 10 de Abril, Ricardo Miranda dijo que no se oponen al desarrollo e inversión de la comarca Ngäbe Buglé, pero las empresas tienen que apegarse a los preceptos legales y ambientales.

Miranda manifestó a TVN-2.com que ante los eventos registrados este lunes, las cinco comunidades afectadas por el proyecto están en “alerta y no se descartan nuevas acciones en las próximas horas”.

"El Gobierno debe garantizar la seguridad jurídica de las empresas que cumplen las leyes nacionales e internacional", destacó.

La central hidroeléctrica Barro Blanco es propiedad de la empresa Generadora del Istmo S.A (Genisa), de la cual dijo que no ha cumplido con los preceptos legales ni estudios ambientales, situación en la que descansa la oposición de estas comunidades indígenas al proyecto.

Según el dirigente del movimiento, hay más de 40 detenidos en el centro misionero en Tolé, provincia de Chiriquí.

Negó rotundamente que las comunidades afectadas fueran avisadas de que las pruebas iniciarían este martes 24 de mayo.

Aunque se argumenta que el proyecto está en tierras privadas, miranda insistió en que "si estuviera en tierras ajenas no se hubiese desalojado a varias comunidades".

Desde el año 2015 se inició una mesa de negociación debido a la inconformidad que existe entre las poblaciones indígenas.

“Varela dijo que no iba a haber ningún llenado de embalse, ni desalojos”, recalcó Miranda.

Si te lo perdiste
stats