Contratación de ingenieros de EEUU en el Canal de Panamá fue por tema del agua, según administrador

Canal de Panamá

Canal de Panamá entrega una cifra récord de aportes al Estado / María De Gracia

Sobre la contratación directa del cuerpo de ingenieros del Ejército de los Estados Unidos para Servicios de consultoría técnica para el programa de proyectos hídricos, Ricaurte Vásquez, administrador del Canal de Panamá, respondió que esto se dio porque fueron el responsables de la construcción del Canal y de preparar el programa de mantenimiento para recibir el Canal en condiciones operativas distintas a como se recibieron los puertos y el ferrocarril.

Argumentó que por espacio de un año se trató de hacer un proceso de precalificación, donde las firmas pudieran presentar una serie de propuestas encaminadas a resolver la situación del agua, pero era un contrato sin una definición específica de lo que estaba pidiendo el Canal de Panamá, que establecía volúmenes, calidad de agua y mecanismos operativos por lo cuáles se iba a tomar la mejor propuesta.

Ante esto, las firmas internacionales dijeron que el alcance era ambiguo, le faltaba precisión y bajo ese concepto era muy probable que no participaran de la licitación.

“Evita, cuando uno tiene un alcance mejor definido el tema de los eventuales litigios porque entonces el contrato se convierte en un contrato de precio abierto, y la aspiración de las compañías de ingeniería era tener un contrato de precio abierto. Dejaba fuera de control del Canal de Panamá el alcance y mover exactamente cuánto recurso íbamos a utilizar para cada una de las tareas”, manifestó.

Sostuvo que el sistema de contratos del ejército de Estados Unidos, de antemano elimina los reclamos, o sea que, ninguna de las partes puede demandar, además, el cuerpo de ingenieros mantiene una memoria importante de la ingeniería del Canal de Panamá. “El proceso de aprendizaje de un consultor o contratista nuevo versus alguien que ya conoce la operación hace más sencillo el proceso”, explicó.

Agregó que el cuerpo de ingenieros del Ejército de Estados Unidos fue quien tuvo la responsabilidad de la reparación de Luisiana después del paso del huracán Katrina, y esa experiencia es importante para las soluciones que requiere el Canal.

Detalló que el cuerpo de ingenieros no vendrá a construir, ni tendrá presencia mayor en Panamá para hacer los estudios, ya que buena parte del trabajo se hará en laboratorios de Estados Unidos, también es un contrato a precio fijo, lo que elimina el riesgo de tener reclamos como sucede con GUPC, Vásquez expresó que puede entender la reacción, pero lo importante es tener una solución de agua y no tener reclamos.

Estudio en Río Indio

En cuanto a los estudios que se realizaban en Río Indio, Vásquez señaló que forman parte de los insumos que recibirá el cuerpo de ingenieros y el contratista para desarrollar etapas posteriores de análisis, pero la preferencia del Canal es extraer el máximo posible de agua de la propiedad, sin necesidad de tomar recursos fueras del área operativa del Canal de Panamá.

Sustentó que este estudio, al igual que otros estudios que se han hecho de la cuenca hidrográfica se pondrán a disposición del cuerpo de ingenieros.

El administrador del Canal de Panamá, dijo que la importancia que se le da a las cosas refleja el valor que para unos tienen estos estudios, por lo tanto, para el Canal el agua es vital, sin embargo, para otros gestores en el tema de agua, sabemos que reconocen la importancia, pero no tienen referencia de la urgencia que representa y entra en juego múltiples intereses sobre el mismo recurso.

Aseguró que, en caso de buscar una solución fuera de la propiedad del Canal de Panamá se tendría que requerir un consenso externo, pero si la solución está dentro la decisión la toma la Administración del Canal de Panamá.

“Nuestro objetivo primario es tratar de obtener el máximo posible dentro de nuestra área de operación y afectar en lo menos posible al resto de los panameños. Entonces para otras soluciones tenemos otros mecanismos donde la consulta debe privar porque el tema del agua no se va a ir”, indicó.

“Los panameños tenemos que valorizar el agua, porque a lo que no le tenemos valor no le tenemos aprecio”, exclamó Vásquez.

Señaló que no se trata de un tema de si tenemos o no tenemos agua, sino de cómo administramos la mucha agua que tenemos.

Aportes del Canal al Estado

El Canal de Panamá entregó la suma de 2 mil 80 millones 629 mil 685 dólares en aportes al Tesoro Nacional, una cifra récord en medio de una pandemia, de una crisis de contenedores que afecta el comercio marítimo y una crisis económica que golpea al país.

El administrador del Canal destacó el papel de los colaboradores que frente a la situación hicieron sus esfuerzos para mantener la ruta operativa cumpliendo con uno de los fundamentos constitucionales de esta institución, asegurando que se tomaron todas las medidas sanitarias y se cubrió a gran parte de la fuerza laboral con la vacuna.

Vásquez no ignora todos los elementos que están sucediendo a nivel mundial trastocan este negocio, sin embargo, destaca que Panamá es una ruta confiable que se mantiene abierta, esto ha hecho que los clientes escojan la ruta por razones como que es más corta y permite generar ahorro, pero sobre todo hay que reconocer que la confiabilidad del servicio estaba allí.

Explicó que el valor de la ruta ha subido debido a la carestía en términos de que la demanda es más grande que la oferta, por lo que el equipo ha sido hábil en establecer precios, modificar reglas de reserva y poder capturar el valor que se está produciendo en este momento debido a la congestión de puertos.

“Lo hemos hecho con una administración de precios más dinámica, ciertamente los clientes se han quejado por los cambios en la estructura de precios en los mecanismos de reservaciones. Primero empezamos con el cargo por agua dulce, después cambiamos los precios por reservaciones, las abrimos a subastas, y entonces ha sido el mercado el que ha respondido”, expresó.

Resaltó que en términos de toneladas el canal creció 8.7 %, lo que es importante porque estos ingresos vienen de clientes internacionales, así que se inyecta la economía y puede producir resultados excepcionales en cuanto a su impacto local, admitió Vásquez, diciendo que se cumple con las normas de la Constitución trasladando el excedente al Gobierno Central quien decide cómo lo va a aplicar.

Explicó que existe un mayor número de buques en espera, se han tenido hasta 100 buques en cola en algún momento del año, ante esto se ha tratado de mantener un servicio de alta calidad, y lo importante es que toda la demanda se transita. Detalló que existe carga que para llegar al puerto de destino en Estados Unidos está demorando hasta 7 semanas, pero en el Canal de Panamá, en algunos casos se han tenido buques en 14 días de espera, que en efecto optan por ir por otra ruta o son reasignados a otros servicios.

“El hecho de compartir cada vez más con los clientes la condición de la ruta, o sea, qué día tenemos menos tránsito, cuándo tenemos un espacio disponible, eso ayuda a dar un poco más de certeza y más dinámica a la operación, efectivamente mantuvimos el nivel de tránsito y las compañías navieras tomaron la decisión de traer por Panamá buques más grandes”, expresó.

Comentó que el nivel del tránsito en buques portacontenedores se mantuvo, pero el tonelaje aumentó significativamente, además, el crecimiento más grande fue en buques que transportan gas licuado que aumentó en un 30 %.

Para Vásquez, el hecho es que el cliente sepa cuál es el tiempo de espera, cuál es el nivel de congestión, el día estimado de tránsito le da certeza al cliente y mejora la calidad del servicio.

Mencionó que el aumento del tonelaje ha requerido que se destine más recursos por parte de la vía acuática, no obstante, estaba dentro de lo presupuestado, por lo que pudo hacer una operación más eficiente desde el punto de vista de volumen por año hombre trabajado.

Conflicto con GUPC

Sobre el conflicto legal con GUPC por la ampliación de la vía interoceánica, Vásquez considera que esto continuará por algunos años más, ahora están a la espera de poder responder al último recurso interpuesto por la empresa, sabiendo que tratarán de llegar a encontrar algún triunfo, pero el Canal de Panamá seguirá defendiéndose y no aceptar esos reclamos.

Aseguró que este litigio, por las dimensiones que tiene no es barato, debido a que se tienen que utilizar los recursos necesarios para defender la causa del Canal de Panamá, aunque prefirió no compartir cifras exactas del costo.

Si te lo perdiste
stats