El desfile con cubos y tapas de olla que abrió el debate sobre la desigualdad social en Panamá

El desfile con cubos y tapas de olla que abrió el debate sobre la desigualdad social en Panamá
El desfile con cubos y tapas de olla que abrió el debate sobre la desigualdad social en Panamá / Redes sociales

Panamá está de fiesta. Una sola bandera es homenajeada con orgullo y una sola gesta patriótica que nos convirtió en país es honrada; sin embargo, la diferencia entre los que desfilan en las ciudades y cabeceras de provincia y los que lo hacen en las comunidades apartadas es abismal. Ante este escenario la pregunta obligatoria que abrió el debate sobre la desigualdad social es: ¿Existen dos Panamá?

Este 4 de noviembre, los panameños celebran el Día de los Símbolos Patrios. Los actos que tienen la atención mediática mayoritaria y donde asisten altas autoridades del gobierno, entre los que se encuentran el presidente Laurentino Cortizo son los que se desarrollan en el Palacio de Las Garzas.

Este año el abanderado fue el exgrandes ligas panameño que dio muchas alegrías a los fanáticos de los Yankees de Nueva York en Estados Unidos, Mariano Rivera. El mejor cerrador de todos los tiempos que fue exaltado al Salón de la Fama.

Los desfiles empezaron y los estudiantes de las escuelas de la capital hicieron gala de sus destrezas y talentos. Iban con sus mejores uniformes. La inversión que hacen los padres de familia es alta, para que sus hijos durante estos días rindan honor a la patria.

Otro homenaje también se rendía en la apartada comunidad de Quebro en el distrito de Mariato, provincia de Veraguas. Sin embargo, la diferencia entre la ciudad y el campo era grande.

La escuela de Mata Oscura salió a desfilar. No había altas autoridades del gobierno central, ni de la provincia. Ningún beisbolista fue el abanderado y los instrumentos musicales que rendían honor a la patria eran unos cubos y varias tapas de ollas.

Ningún niño vestía uniformes costosos. Era la misma indumentaria que seguramente usan para ir a diario a la escuela. Un lugar con calles pedregosas y sin un sistema de alcantarillado. Herbazales, árboles y potreros es lo que se observaba alrededor.

La alegría entre los que desfilaban era la única igualdad entre las marchas de la ciudad y la capital.

Un video mostrando este desfile en redes sociales, se hizo viral. Los comentarios fueron directos a culpar a la corrupción galopante entre todos los Órganos del Estado y a la desigualdad social.

“Gran ejemplo nos envía los niños y niñas al rendir honor a la patria. No es lujo, es rendirle honor a pesar de los sacrificios con una conciencia limpia y sincera”, destaca un comentario de Lucy Córdoba en su cuenta de Twitter.

“Que lamentable. Y mientras tanto el diputado Jairo “Bolota” Salazar exigiendo más plata”, asevera otra opinión, que se suma a la de otro tuitero que mostró vergüenza por esta imagen en un país donde hay suficiente dinero para solventar estas necesidades.

Otras personas también le pidieron al presidente Cortizo y a la ministra de Educación, Maruja Gorday de Villalobos que apoyen a los niños de esta apartada comunidad veragüense.

Desde la Comarca Ngäbe-Buglé también se compartieron imágenes de niños y maestros junto a sus padres por caminos de tierra rindiendo honor a la Separación de Panamá de Colombia, el 3 de noviembre de 1903.

De acuerdo al coeficiente de Gini, un instrumento para medir la desigualdad en el mundo, Panamá ocupa la sexta posición.

Informes del Fondo de las Naciones Unidades para la Infancia (Unicef) del año 2018 y que son del conocimiento de las autoridades panameñas, revelaron que un 19.1% de la población vive en pobreza multidimensional, lo que en números reales representa un total de 453,837 niños y adolescentes.