TVN plus En vivo

'Ninguna organización sindical puede decir que está satisfecha con el proyecto de Ley 354'

Reacciones de los sindicatos sobre el proyecto de Ley de Protección del Empleo

El proyecto de Ley 354 que establece medidas temporales para la protección del Empleo, y que fue aprobado en la Asamblea Nacional el pasado viernes 31 de julio, no se aplicará a todos los trabajadores, por lo menos así lo explicó el dirigente de Convergencia Sindical, Eduardo Gil.

En este sentido, indicó que el proyecto tiene dos niveles de aplicación, primero, solo se les aplica a las empresas que dejaron de funcionar y segundo, solo a los trabajadores con contratos suspendidos y a los que se les redujo la jornada.

El dirigente sostuvo que ninguna organización sindical puede decir que está satisfecha o complacida con el proyecto, tal y cual y salió en el tercer debate.

Según Gil, en esencia, el contenido más fuerte que tiene es la posibilidad de suspender los efectos del contrato de trabajo hasta el 31 de diciembre, debido a la pandemia. Sin embargo, considera que la medida no va acompañada de una solución a los trabajadores que se encuentran en esta situación y que ya tienen cuatro meses sin sus ingresos.

Agrega que, en resumen, se les está pidiendo a estas personas que resistan cuatro meses más sin ingresos para sus familias. “Ya la situación es insostenible”, argumenta Gil.

“El proyecto tal cual entró no fue el que salió. Por ejemplo, los aspectos profundamente lesivos que, implicaban un retroceso en materia de la jornada de trabajo fueron sacados de la subcomisión en primer debate”, indicó.

El proyecto de ley debe ser sancionado entre hoy o mañana por parte del presidente de la República, Laurentino Cortizo.

Gil dijo que el proyecto habla de seis temas: prolongación de la suspensión de los efectos del contrato de trabajo, cambio de turno, décimo de agosto, mutuo acuerdo, cálculo de prestaciones en caso de despidos y el fuero de maternidad.

De acuerdo con Gil, se incorporó un punto donde se prohíbe a la empresa contratar a personas para asumir plazas donde ya se habían suspendido contratos.