Director del Idaan advierte que se debe 'dar un subsidio o aumentar la tarifa de agua'

Director del Idaan se refiere a problemas de producción de agua potable

El director del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) Juan Felipe de la Iglesia expresó que el Ejecutivo debe tomar una decisión para poder que la entidad siga teniendo un adecuado funcionamiento.

En ese sentido, planteó que se deben otorgar un subsidio o incrementar la tarifa.

A juicio del actual director si no se ajusta la tarifa del agua, entonces pide que se le de el subsidio que se requiere para poder trabajar de una manera adecuada, ya que es una entidad que representa “pérdida fuera de serie”.

Agrega que en el Gobierno no hay ninguna institución que produzca tanta perdida financiera como el Idaan, lo que termina afectando no solo a la institución sino a proveedores y clientes.

Afirmó que ha llegado el momento de tratar el tema del agua como un tema de Estado y no político.

Problemas operativos

También se refirió a las diversas situaciones que enfrentan las plantas potabilizadoras y que han afectado el suministro en diversos sectores.

Juan Felipe de la Iglesia planteó que debido a las lluvias que se han dado en las cuencas de los ríos que desembocan en el Lago Alajuela, se ha generado la llegada de una gran cantidad de sedimentos, que no se veía desde el año 2012.

Como la turbiedad llegó a un nivel “alarmante”, la única alternativa que se tuvo para reducirla y cumplir con las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fue reducir la producción.

Es por ello que se bajó la producción de agua potable al 70% y la turbiedad ha disminuido. Era la única opción que se tenía, ya que “la planta del Lago Alajuela no está diseñada para operar con ese nivel de turbiedad”.

El director de la entidad ha pedido a la población que no se alarme ya que el agua con color turbio se mantiene en la red y va a tomar “un tiempo” para que todo el sedimento salga. Es por ello que este jueves 22 de agosto, se abrirán los hidrantes para hacer el proceso más rápido.

Recalca que cuando las turbiedades son muy altas, la potabilizadora de Chilibre no va a poder manejarlas y por eso se construyen otras plantas alternas.

En el caso específico de la planta de Laguna Alta en Panamá Oeste, las afectaciones se produjeron por la explosión del transformador eléctrico. Esa planta no es administrada por el Gobierno, sino que es una concesión que se tiene con una empresa privada que le vende agua al Idaan.

El agua de esa planta es distribuida en gran parte del distrito de Arraiján.

De la Iglesia dijo que el transformador que se dañó no es usual, porque maneja cargas eléctricas extremadamente altas. Se encontró uno en Changuinola, provincia de Bocas del Toro y un segundo en otro punto del interior del país, actualmente se están transportando para ser llevados a la planta de Laguna Alta.

El servicio va a tardar”, advierte de la Iglesia.

El concesionario encontró otro transformador en Chicago, pero igual va a tardar un poco el transporte del artefacto, porque debe traese en avión.

Si te lo perdiste
stats