Jaén: 'Compra de candidatos se ha dado desde década del 90'

Piden investigar informaciones que emanen de las delaciones en Brasil / TVN Noticias

El aporte a campañas políticas o compra de candidatos a puestos de elección popular es una práctica recurrente desde la época del 90 y generalmente se hace antes de que los políticos lleguen al poder.

Así lo ha planteado Maribel Jaén, integrante del Foro Nacional Pro Reformas Electorales, quien sostiene que lo anterior ha quedado demostrado cuando una de las personas investigadas en Brasil por el escándalo Odebrecht ha dicho que apostaban a varios candidatos que tenían “muchas posibilidades de ganar”.

De esta manera se beneficiarían con proyectos de inversión.

Jaén asegura que lo sucedido con Odebrecht es una confirmación de lo que se ha estado denunciando y que las autoridades no han querido investigar.

A su juicio, la información que emane de las delaciones premiadas [confesiones] deben ser investigadas por las autoridades, sin embargo “funcionarios como el fiscal Electoral prefiere no investigar aduciendo que el tema ya prescribió”.

Lo que se ve en medió de todo es una gran impunidad, que provoca que las personas no participen de los procesos electorales, principalmente la juventud.

Por ejemplo, en las elecciones del año 1994 participó el 83% de los grupos entre 18 y 25 años de edad. En tanto, los mayores de 25 años participaron en esos mismos comicios con un 76%.

Mientras, en 2009, la participación de los jóvenes en ese rango de edad bajó 9.6 puntos porcentuales, lo que representó el 67% comparado al 83% que se logró en 1994. En el 2014, la participación de los jóvenes entre 18 y 25 años solo aumento 3%.

La representante de la sociedad civil asegura que es muy importante revisar la oferta electoral, además de eso agrega que hay una población excluida de la toma de decisiones de las políticas públicas, ya que han estado más de un año en la comisión de Reformas Electorales y muchas de las propuestas que se elaboraron en base a estudios, no han sido tomadas en cuenta.

"Es lo que pasa con los jóvenes", según Jaén, recalcando que si no se les da participación en la escuela, en la calidad del mercado laboral y en otros aspectos, entonces tampoco se debe esperar que participen en la política.

Hizo un llamado al Tribunal Electoral (TE) y aclara que aunque los partidos sí son importantes, el poder real lo tienen los ciudadanos.

Según Jaén, la mayoría de las personas se inscriben en los partidos políticos para obtener cosas o empleos, lo que lleva a los gobiernos hacer un reciclaje en las instituciones cada cinco años y genera un mal funcionamiento del Estado.

Expresó en Noticias AM que todo el sistema ha empezado a colapsar, ya que nadie confía en el órgano Judicial ni de la manera en que se escoge a los administradores de justicia, lo que es grave, al igual que la Asamblea Nacional sea la entidad del Estado con más descrédito de todas.

También es grave, según Jaén, que “todos los días las personas le pidan al presidente una mejor calidad de vida, mejor educación y vivienda”.

Si eso no es una crisis, entonces díganme a qué le llamamos crisis” sentencia Maribel Jaén.

Jaén sugiere que para superar la crisis se tiene que sacar el dinero de la política e hizo un llamado al diálogo en equidad de condiciones y no con poder.

Finalizó diciendo que se requiere coherencia entre el discurso y vida, porque el país está agotado de que la dirigencia política de Panamá diga una cosa y hagan otra en temas de políticas públicas.