TVN plus En vivo

La pesca ilegal: Una amenaza para la seguridad alimentaria y el medio ambiente

Pesca ilegal

Buque de propietarios chinos que realizaban pesca ilegal.
Buque de propietarios chinos que realizaban pesca ilegal. / Cortesía

La pesca ilegal no declarada y no reglamentada se ha convertido en un problema para garantizar la seguridad alimentaria de los países del mundo, sobre todo en aquellos donde la pobreza y el hambre afecta a sus pobladores, por lo que organizaciones y gobiernos unen esfuerzo para hacerle frente al flagelo.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) esta actividad representa entre 11 y 26 millones de toneladas de pescado perdido anualmente, lo que se traduce entre 10 mil millones a 23 mil millones de dólares.

Panamá no escapa de esta realidad, por ello, el Gobierno Nacional a través de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (Arap) lleva adelante estrategias que buscan disminuir esta práctica en aguas nacionales, por lo que recientemente el país se adhirió a la Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur (SPRFMO), en la que participan 16 países.

De acuerdo con un oficial de la Embajada de Estados Unidos, la pesca ilegal es la principal amenaza marítima, más del 40% de la población mundial depende del pescado como fuente de proteína, pero más del 20% de la pesca es ilegal lo que supone pérdidas millonarias, consecuencias económicas, alimenticias y ambientales.  

El problema que se ha extendido por todo el mundo, tiene a China, como el primer país desde donde proceden los buques que se han detectado realizando pesca ilegal no declarada y no reglamentada, al punto que, al escasear sus productos del mar, se han trasladado al Pacífico Oriental amenazando a la población de mariscos de países como Panamá, Costa Rica, Ecuador, Colombia y otros de la región.

Interior de un buque de pesca ilegal.
Interior de un buque de pesca ilegal. / Cortesía

El pasado mes de agosto, la embarcación James de la Guardia Costera de Estados Unidos intentó abordar un buque de propietarios chinos con bandera panameña por supuestamente realizar esta actividad en la zona sur de Galápagos, pero el capitán se negó por lo que se emitió una alerta a las autoridades panameñas, dos días después, los propietarios informaron que la nave estaba a disposición para ser inspeccionada por lo que fue trasladada a puerto.

Panamá, por ser un país con gran número de abanderamiento de barcos, muchas veces queda involucrado en este delito, pues naves pesqueras de otros países bajo la bandera panameña han sido detectados realizando la actividad.

Estados Unidos ha manifestado su deseo de poder colaborar con las autoridades panameñas en la lucha, además de querer fortalecer la cooperación en el futuro.

EE. UU. y Panamá tienen muchas prioridades superpuestas con respecto a detener la pesca INDNR. El problema de la IUUF no puede ser resuelto por ningún país. Se requerirá que todas las naciones del mundo trabajen juntas para resolver la pesca INDNR, y es por eso que es importante que EE. UU. y Panamá se asocien en esto”, indicó el Oficial de la Embajada de EEUU.

En tanto que, la WWF, asegura que Europa, principalmente España, es el país que lidera la lucha contra la pesca ilegal con el "Reglamento de lucha contra la pesca ilegal no declarada y no regulada" (INDNR), el cual se ha convertido en una gran herramienta para combatirla, el objetivo es evitar que pescados capturados de forma ilegal ingresen a la Unión Europea.

Pero, no se trata solo de la pesca ilegal, pues, según los oficiales de la Embajada de EEUU en Panamá, detrás de este delito se esconden crímenes como el tráfico de persona, el trabajo forzoso, narcotráfico, tráfico de armas entre otros.

Operación de la Guardia Costera de Estados Unidos en Galapagos.
Operación de la Guardia Costera de Estados Unidos en Galapagos. / Cortesía

En ese sentido, la Organización Internacional de Trabajo (OIT), está tomando medidas, colaborando con otros organismos de las Naciones Unidas para abordar de forma conjunta los posibles incumplimientos de los derechos laborales asociados a la pesca ilegal, adoptando el Convenio sobre el trabajo en la pesca (núm. 188), aprobado en el 2007, que establece “normas mínimas para hacer frente a los principales problemas relacionados con el trabajo decente a bordo de los buques pesqueros, incluyendo edad mínima, condiciones de servicio, seguridad y salud de los trabajadores, acceso a seguridad social, remuneración, repatriación, alojamiento y otros”.

Los alcances económicos de la pesca ilegal

De acuerdo con Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), este delito involucra a hombres de negocios, cargos públicos, abogados, asesores contables y profesionales de cuello blanco que constituyen empresas fantasmas en paraísos fiscales para crear el esquema de lavado de activos procedentes del ilícito.

Detallan que, en el mercado ilegal de países asiáticos, un quilo de vejiga de pez totoaba supera el costo de un quilo de cocaína, lo que se convierte en un negocio de bajo riesgo que representa hasta 50 mil dólares por vejiga.

Mientras que, una incursión de pesca ilegal de seis semanas en la Antártida puede generar unos beneficios de hasta 6 millones de euros.

Cabe resaltar que, según las fuentes de la Embajada de EEUU en Panamá, las flotas dedicadas a la pesca ilegal permanecen durante varios días ejerciendo la actividad, y por tratarse de naves pequeñas, durante su estadía un buque más grande llega al punto a recoger el pescado y al mismo tiempo dotan a la tripulación de combustibles y alimentos.

El 5 de junio fue establecido como el Día Internacional de la Lucha contra la Pesca Ilegal, No Regulada y No Reglamentada y el 2022 fue declarado Año Internacional de la Pesca y la Acuicultura Artesanales

La Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur (SPRFMO) está compuesta por 16 países, entre ellos: Colombia, Ecuador, Costa Rica, Panamá, al igual que países de Asia y Europa

Si te lo perdiste
stats