Tiene la lonchera de tus hijos los cuatro componentes importantes

El niño que está alimentado correctamente, rinde mejor que aquel que no tiene una comida balanceada

Aprovecha los productos que te rodean y consume lo de tu ciudad
Aprovecha los productos que te rodean y consume lo de tu ciudad
Cecy López - Periodista
01 de marzo 2016 - 20:39

@CecybelLopez/La comida que llevamos a nuestra mesa y aquella que colocamos en la lonchera de nuestros hijos, hacen una gran diferencia en la aplicación y desarrollo que tenga el niño en su etapa escolar. Más que por moda, es una responsabilidad de nosotros los padres brindarles a nuestros hijos los componentes necesarios para su desenvolvimiento y proporcionar una lonchera saludable, que no solo aporte al rendimiento escolar, como ya lo hemos mencionado, sino también, a su organismo.

Para conocer un poco más, sobre este controversial tema, digo controversial, porque hay padres que dicen, en mi época yo comí esto y lo otro, y mis padres me alimentaban con esto y aquello, y aquí estoy nada me pasó... Hago énfasis en que todo cambia, nada es estático, nuestro mundo es tan consumista y eso es lo que nos venden a diario, una cadena de alimentos enlatados y procesados con químicos, productos que viajan días, para ser puestos en los súper mercados como aquellos que son los mejores para nuestro organismo, sin embargo no nos dicen, que los alimentos como frutas y vegetales que se han expuesto a distintos cambios para ser importados, pierden la calidad de sus nutrientes.

La nutricionista Marlese Ramírez, representante de empresas orgánicas (productos libres de sintéticos, como pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales) para Suramérica, nos comenta, que lo mejor es consumir productos de la temporada, aprovechar lo que nuestra tierra nos proporciona y empezar a creer en nuestros productos.

Por ejemplo, si en nuestro patio tenemos plátanos, guineos, yuca, ñame, otoe, ñampi; frutas como el mango, marañon, papaya, naranjas, etc. Empecemos por consumir esto que tenemos en casa, acomodemos la lonchera de nuestros hijos lo más saludable posible.

Los jugos que se encuentran en el mercado, los padres por lo general lo compran, sin fijarse la cantidad de azúcar que estos productos tienen, lo que hace que los niños sean inquietos, imperactivos y distraídos.

La especialista recomienda hacer jugos y licuados naturales para la lonchera, productos que contengan proteína y que sean procesados libre de contaminantes, frutas y vegetales que algunos se pueden producir en casa y son económicos.

Aunque muchos no le den la importancia que merece, la lonchera cumple una función indispensable, según la nutricionista, proporciona la energía y los nutrientes que el niño necesita durante la jornada escolar. Es por eso que el contenido de la lonchera está directamente relacionado con el rendimiento físico e intelectual del estudiante.

Para que una lonchera sea considerada como nutritiva, saludable y equilibrada debe estar conformada por cuatro componentes importantes:

Componente #1 Alimentos energéticos: como su nombre lo indica, son aquellos alimentos que proporcionan la energía necesaria para todas las actividades que realiza el niño durante el horario de clases. Son alimentos que aportan principalmente carbohidratos y grasas saludables. Algunos ejemplos son: panes y galletas integrales, cereales (trigo, crema de maíz, avena, etc.), frutos secos (maní, almendras, nueces, etc.), frutas deshidratadas como las aceitunas.

Componente #2 - Alimentos formadores: son los alimentos implicados en el desarrollo y crecimiento del niño. Aportan principalmente proteínas. Algunos ejemplos son: leche, yogurt, queso, pollo, jamón de pavo, atún, huevo, etc.

Componente #3 - Alimentos reguladores: son aquellos alimentos relacionados con el correcto funcionamiento del organismo y con la protección frente a las enfermedades. Aportan vitaminas y minerales. En este grupo de alimentos se encuentran las frutas y vegetales.

Componente #4 - Hidratación: las bebidas siempre deben estar presentes en la lonchera, pues los niños pierden líquidos a lo largo del día, sobretodo en actividades que demandan esfuerzo físico, y con mayor razón ahora que todavía estamos en verano. Se recomienda incluir en la lonchera bebidas naturales como licuados de frutas, limonada, chicha de tamarindo, marañón o agua de pipa, etc. Lo ideal es no agregarles azúcar, o de lo contrario, añadir una mínima cantidad de la misma.

Algunas recomendaciones para tener en cuenta:

Si bien la lonchera cumple una función muy importante, ésta no debe reemplazar las comidas principales como el desayuno o el almuerzo. El niño debe tomar un desayuno balanceado antes de ir a clases, y almorzar regresando del colegio.

Lo ideal es conocer los gustos y preferencias del niño y mandarle alimentos sencillos, coloridos, variados y atractivos. La presentación es la clave para que el niño coma lo que se le manda.

Es recomendable hacer una lista con los alimentos que se van a incluir en las loncheras de la semana. Ir de compras con el niño permitirá que él mismo pueda elegir lo que quiere llevar al colegio y se sienta involucrado con la planificación de su lonchera.

La nutricionista hace énfasis en que se debe evitar mandar alimentos con elevado contenido de azúcares, grasas, colorantes y sodio, como embutidos grasosos, galletas con relleno, pasteles, golosinas, frituras, snacks envasados, gaseosas, jugos de caja, entre otros.

La cantidad de alimentos que se deben incluir en la lonchera varía y depende de muchos factores como la edad del niño, la cantidad de actividad física que realiza, el horario de clases, etc. Lo importante no es que sea una lonchera abundante, sino que sea nutritiva y adecuada a las necesidades de su hijo.

Se debe tener en cuenta que la niñez es el periodo donde se adquieren los hábitos de alimentación saludable. Por lo tanto, la lonchera resulta una herramienta útil para que los niños aprendan a comer alimentos nutritivos y variados desde muy pequeños.

Temas relacionados