Andrew Wiggins emerge como escudero de Stephen Curry

Andrew Wiggins

Andrew Wiggins
Andrew Wiggins ha sido clave en defensa y ataque. / EFE
Tv Max
14 de junio 2022 - 09:09

Andrew Wiggins emergió como figura en el quinto partido de las finales de la NBA y los Golden State Warriors se colocaron a un juego del campeonato tras vencer el lunes por 104-94 a los Boston Celtics.

Probablemente eran muy pocos los que esperaban que ya con cinco encuentros transcurridos, el segundo escalón del podio no le pertenezca a Jayson Tatum, Jaylen Brown, Draymond Green, Marcus Smart, Klay Thompson... o ni siquiera a Jordan Poole, sino a un Andrew Wiggins que está jugando una serie descomunal y que este lunes le puso un signo de admiración a su rendimiento, con un rendimiento memorable.

Compensando un inesperado 0-9 en triples de Steph, Wiggins fue la gran figura de este bisagra quinto partido. Terminó con 26 puntos, 13 rebotes, 2 asistencias, 2 robos y una tapa, mostrando una agresividad para atacar el aro que casi nunca se le había visto a lo largo de su carrera. De hecho, sus 12 conversiones de campo fueron de dos y casi todas ellas en las cercanías de la pintura (lanzó un 0 de 6 en triples).

Cada vez que los Warriors lo necesitaron, ahí apareció una canasta oportuna del canadiense.

La noche de Wiggins se completó además con su ya habitual poderío defensivo, siendo clave para frenar a Jayson Tatum en el segundo tiempo. Viendo al exMinnesota siendo tan determinante en la marca del principal anotador rival y a la vez jugando un papel fundamental en el otro costado, es difícil no pensar en aquel Andre Iguodala que en 2015 se llevó el MVP de unas Finales que incluían a Steph Curry, LeBron James y varias otras leyendas.

Wiggins no tiene la habilidad pasadora de ese mejor Iguodala, pero comparando impacto contra impacto, lo que viene haciendo el oriundo de Thornhill no se queda demasiado atrás del Iggy brillante como pieza complementaria de un Golden State campeón. O en este caso, aparentemente rumbo a serlo.

Si Golden State consigue el título, Curry por fin podrá tener su primer MVP de Finales. Y será justo. Pero si los de Kerr dan ese paso faltante, también será justo que el tiempo ponga en valor lo hecho por un Wiggins que está promediando 18,4 puntos, 9,4 rebotes y un 46% de campo, mientras es el defensor de mayor impacto de la serie (1,2 robos y 1,2 tapones).

Aquellos años de bust y decepción han quedado totalmente atrás. Wiggins ha encontrado su hogar en San Francisco y sin la carga de tener que ser la imagen de una franquicia, está aprovechando todos los espacios generados por las figuras de los Warriors, para abrirse camino en una tierra repleta de grandes estrellas.

Fuente: NBA

stats