Démare ofrece a Francia primer triunfo al esprint en once años en final accidentado

Cuarta etapa del Tour de Francia

Arnaud Démare (c) celebra su triunfo en la cuarta etapa del Tour de Francia 2017
Arnaud Démare (c) celebra su triunfo en la cuarta etapa del Tour de Francia 2017 / Getty Images
Afp
04 de julio 2017 - 12:39

El francés Arnaud Demare (FDJ) ganó al esprint la cuarta etapa del Tour de Francia, entre Mondorf Les Bains y Vittel, de 206,5 km, en un final accidentado, con dos caídas en los últimos metros, con los británicos Mark Cavendish y Geraint Thomas como principales víctimas.

Démare logró su primer triunfo de etapa en la Grande Boucle, el primero de un francés en un esprint masivo en el Tour en once años, mientras que Geraint Thomas (Sky) conservó el maillot amarillo pese a caerse cuando quedaba aproximadamente un kilómetro.

"Todo está bien. En ambas caídas pude frenar la velocidad rápidamente (antes de caer). Estoy acostumbrado a las caídas. Estoy bien", dijo Thomas.

En esa primera caída, la principal víctima fue Thomas, pero después llegaría una segunda en el esprint, del británico Mark Cavendish (Dimension Data), cuando luchaba con el eslovaco Peter Sagan (Bora).

La continuación de Cavendish en el Tour, puede verse comprometida tras su caída. "No soy médico, pero no soy optimista", declaró a los periodistas al pie del autobús del Dimension Data.

Cavendish aseguró que se lleva bien con Sagan, pero dijo no entender la acción del eslovaco: "Pudo tropezarse, pero ¿(sacar) el codo?

El británico, que lleva 30 victorias en el Tour, tiene afectado el hombro derecho, con riesgo de fractura de la clavícula y fue trasladado a un hospital.

Arnaud Démare es el primer francés que gana un esprint masivo en el Tour desde que Jimmy Casper se impusiera el 2 de julio de 2006.

Démare, campeón de Francia, de 25 años, superó en el esprint a Sagan, vencedor el lunes, logrando su primer triunfo parcial en su tercera participación en el Tour.

La tercera plaza fue para el noruego Alexander Kristoff, mientras que en cuarta posición cruzó la línea de meta el alemán André Greipel.

"Es algo extraordinario. He soñado con esto desde que soy profesional. Vine al Tour con un equipo muy fuerte. A falta de 600 metros tenía dudas, pero estaba bien posicionado y me respondían las piernas", dijo el vencedor francés.

Thomas se levantó tras la caída y cruzó la meta y sigue líder, al no contarse su desventaja tras producirse la caída a menos de tres kilómetros de la meta.

Larga escapada en solitario

La carrera estuvo animada por la escapada en solitario desde el primer kilómetro del belga Guillaume Van Keirsbulck, que llegó a tener más de trece minutos de ventaja y que fue atrapado, cuando quedaban unos 16 km.

Van Keirsbulck, un modesto corredor belga del equipo Wanty, quería emular a su abuelo, Benoni Beheyt, que ganó una etapa del Tour de Francia en 1964.

Pero Van Keirsbulck, que se escapó en solitario desde el inicio de la etapa, no pudo seguir la senda de su abuelo, campeón del mundo en carretera en 1963.

El joven belga de 26 años llegó a tener una ventaja máxima de 13 minutos y 15 segundos, cuando se llevaban casi 60 km de carrera, poco menos de un tercio de carrera.

Dos equipos, el Quick Step del velocista alemán Marcel Kittel, y el Lotto-Soudal del también germano André Greipel, empezaron a trabajar para alcanzar al escapado, con el objetivo de una victoria de etapa para sus esprinters.

Hasta ese momento, el pelotón había estado tranquilo, sabedor que el intento del modesto ciclista belga, que estaba en el puesto 114 en la general antes del inicio de esta etapa, no tendría éxito.

Era una carrera llana, con un pequeño puerto, el Col des Trois Fontaines, con casi dos kilómetros de ascensión y un 4,7% de pendiente.

Tras alcanzar al combativo corredor belga a menos de 17 km de la meta, era solo esperar al final de etapa al esprint.

Y en el tercer esprint de este Tour de Francia, después de las victorias de Kittel el domingo y Sagan el lunes, se impuso Demare.

Tras las cuatro primeras etapas, con un una contrarreloj y tres esprints, el jueves llega la primera de las tres etapas del Tour con llegada en altitud, entre Vittel y La Planche des Belles Filles (160,5 km).

Con casi seis kilómetros de ascensión y una pendiente media del 8,5%, los favoritos empezarán a mostrar sus garras.

El colombiano Nairo Quintana (Movistar) puede encontrar su oportunidad de iniciar su sueño de ganar su primer Tour de Francia.

Temas relacionados