TVN plus En vivo

Los trastornos alimenticios más comunes

Los trastornos alimenticios más comunes
Los trastornos alimenticios más comunes
28 de mayo 2014 - 13:04

El deseo de verse bien físicamente, muchas veces puede ir más allá de la salud, hasta el punto de poner el cuerpo y la vida en riesgo.

Hoy en día gracias a las presiones sociales, el aspecto físico se ha vuelto una de las más grandes preocupaciones para hombres y mujeres. Lo que se desconoce es que en gran cantidad de ocasiones, la obsesión por la silueta se puede ir de las manos, causando delicados trastornos alimenticios.

A continuación conoce algunos de los más comunes y sus síntomas:

Ortorexia: es la obsesión por el consumo de alimentos saludables. El paciente con este trastorno tiene constantes sentimientos de culpa cuando siente que come algo incorrecto. Aunque no suene tan peligroso, aquí la persona lleva un control estricto de cada uno de los componentes y propiedades del alimento que va a consumir.

Anorexia: el anoréxico siempre busca verse más delgado, razón por la que deja de comer y toman medicamentos para reducir el apetito.

Vigorexia: es considerado un trastorno mental en el cual la persona se preocupa por su estado físico. Estas personas tienen una visión distorsionada de ellos mismos, se sienten pequeñas y débiles, razón por la cual pasan largas horas del día realizando deportes y ejercicios. Este trastorno influye sobre los hábitos alimenticios y la conducta del paciente

Potomanía: se conoce como la obsesión por tomar agua durante el día. Si bien el agua es necesaria no se puede sustituir por las comidas del día. Estas personas pueden ingerir hasta más de litros de agua diarios, para llenar su estómago y evitar las comidas.

Permarexia: no está calificada como una enfermedad, pero se considera una conducta de riesgo que puede desencadenar la bulimia o anorexia. Estas personas sienten que todo lo que come engorda, por saludable que sea.

Pregorexia: Este es un trastorno que sufren las mujeres embarazadas, que se preocupan de forma exagerada por su figura, y que no quieren y tienen miedo de aumentar mucho de peso durante la gestación. Las mujeres con este trastorno pueden llegar a inducirse vómitos y a aumentar la actividad física, poniendo en riesgo ambas vidas.

Ebriorexia: es un trastorno que se presenta en los adolescentes que por lo general dejan de comer para contrarrestar el efecto calórico del alcohol que ingieren en los fines de semana.

Bulimia: se denota por las ganas excesivas de comer. Aquí la persona consume grandes cantidades de comida de forma compulsiva para luego expulsarla a través del vómito por el sentido de culpa que se experimentan.

Temas relacionados