Aprueban la compra del banco Balboa Bank & Trust

Balboa Bank & Trust.
Balboa Bank & Trust.

Este lunes 19 de junio se conoció que la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) autorizó la compra por parte del Grupo Bancario BCT del Balboa Bank & Trust.

De acuerdo a una nota de prensa de la SBP, el Grupo Bancario BCT de capital procedente de Costa Rica, cuenta con licencia general para operar en la jurisdicción de Panamá desde el año 1994, reúne los requisitos que permitirían completar un proceso de venta por el 100% de las acciones de Balboa Bank & Trust, Corp.

Esta autorización para ejecutar la compra de este banco propiedad del empresario Nidal Waked que se encuentra detenido en Estados Unidos, acusado por blanqueo de capitales, se da luego que la entidad que regula la actividad bancaria en el país culminará con el proceso de reorganización del Balboa Bank & Trust.

En mayo de 2016, la SBP tomó control administrativo y operativo de Balboa Bank & Trust, Corp., ante la circunstancia de que dicha institución bancaria, sus subsidiarias y su compañía tenedora de acciones, fueron incluidas en la denominada lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Las consecuencias directas derivadas de esa acción fueron la imposibilidad del banco de acceder a sus activos líquidos para hacer frente a sus obligaciones con los depositantes lo cual, entre otras cosas, afectó sus indicadores de liquidez y dio lugar a la pérdida de su corresponsalía bancaria internacional para operaciones de pago.

Una vez completada la fase de toma de control administrativo y operativo, la SBP seleccionó, entre las dos alternativas posibles (es decir, la reorganización o la liquidación forzosa), pasar a la fase de reorganización del banco para permitir a un posible operador bancario, asumir el control de la entidad bancaria, en salvaguarda de los intereses de los depositantes.

Explica la SBP que estimaron que la alternativa de la liquidación forzosa podría implicar una mayor pérdida de valor para los depositantes del banco.