Anna Sorokin, la falsa millonaria que inspiró "Inventing Anna" sale de la cárcel

Inventing Anna

Actriz Julia Garner interpreta a Anna Sorokin en la serie de Netflix "Inventing Anna"
Actriz Julia Garner interpreta a Anna Sorokin en la serie de Netflix "Inventing Anna"

Nueva York, Estados Unidos/Anna Sorokin, la joven rusa-alemana que estafó a la élite financiera de Nueva York haciéndose pasar por una heredera millonaria, dijo que luchará para no ser deportada a Alemania y poder quedarse en la ciudad estadounidense después de ser liberada tras años de prisión.

Sorokin, de 31 años, cuya extraordinaria historia inspiró la serie de ficción en Netflix "Inventing Anna" y que ha sido un fenómeno en redes sociales, fue puesta en libertad bajo fianza e inmediatamente en arresto domiciliario, con un brazalete en el tobillo en su modesto departamento de Manhattan.

Había pasado el último año y medio en un centro de detención al norte de la ciudad de Nueva York operado por la agencia de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), condenada por quedarse más tiempo de lo que su visa de turista permitía.

Alemana nacida en Rusia, Sorokin fue arrestada por primera vez en 2017 y sentenciada en 2019 a dos años en una prisión de Nueva York por cargos que incluyeron fraude, hurto mayor, robo de servicios y tentativa de hurto en primer grado. En 2021 fue puesta en libertad antes de tiempo por buena conducta, pero los agentes de la ICE la detuvieron nuevamente.

Bajo libertad condicional, enfrenta una orden de deportación a Alemania desde febrero, contra la cual ha apelado repetidamente.

En una larga entrevista realizada por The New York Times en su casa en Manhattan, Sorokin dijo que se negó a ser enviada de regreso a Alemania por las autoridades de inmigración.

"Dejar que me deportaran habría sido como una señal de rendición, la confirmación de esta percepción de mí como una persona frívola a la que solo le importa la riqueza obscena, y esa no es la realidad", aseguró.

"Podría haberme ido, pero elegí no hacerlo porque estoy tratando de enmendar mis errores. Tengo mucha historia en Nueva York y siento que si estuviera en Europa estaría huyendo de algo", insistió.

Entre 2016 y 2017 Anna Sorokin, más conocida como Anna Delvey, logró engañar a las élites financieras y a las celebridades de Nueva York haciéndose pasar por una rica heredera alemana al frente de un patrimonio familiar ficticio de 60 millones de dólares.

Anna Sorokin durante su juicio por estafa en New York
Anna Sorokin durante su juicio por estafa en New York

Capaz de construir hábiles mentiras gracias a un aplomo extraordinario, la joven -reconocible por sus grandes lentes de diseñador- logró decenas de miles de dólares de créditos bancarios, viajaba gratis en jet privado, se paseaba en los salones más selectos de Manhattan y se alojaba en los hoteles más lujosos de la Gran Manzana, sin pudor ni vergüenza. Por casi de dos años Sokorin estuvo viviendo en decenas de hoteles lujosos sin poder hacer frente a las cuentas que en algunos casos superó los 30,000 dólares 

En total sus estafas sumaron unos 275,000 dólares, dijeron los fiscales.

Sorokin es hija de un camionero y una comerciante rusos que emigraron a Alemania en 2007. Frecuentó el mundo de la moda en Londres y París antes de mudarse a Nueva York en 2013 para la Semana de la Moda.

El éxito de Netflix

Desde que su historia se hizo conocida por un artículo de la periodista Jessica Pressler, publicado en New York magazine, Anna Sorokin ha hecho apariciones en varios medios, incluida la BBC en inglés.

Durante sus primeras entrevistas Sorokin se mostró confiada y risueña, dijo que se identificaba como Anna Delvey y que no sentía culpa por sus acciones.

No obstante, ese artículo que escribiera Pressler en New York Magazine se convirtió en la base de "Inventing Anna" de Shonda Rhimes, una dramatización que se estrenó en Netflix en febrero y rápidamente se convirtió en uno de los programas más populares de la plataforma de streaming. La actriz Julia Garner, más conocida por su papel de Ruth en "Ozark", ganadora de un Emmy, interpretó a Sorokin.

El servicio de streaming le pagó 320,000 USD por los derechos de su historia, dinero que Sorokin admite ha usado para pagar restitución y gastos legales, como lo manda la ley, pero su vida sigue transcurriendo en prisión sin importar cuánto dinero le han pagado, señala.

Sus críticos, en cambio, señalan que ha usado todo el proceso legal para ganar más fama, de ahí que quisiera tener un juicio mediático y que se esforzara por posar a la moda en medio de las audiencias.

La serie termina con la condena de Sorokin. Pero en la vida real, el drama ha continuado. Sorokin salió de la cárcel en febrero de 2021 tras cumplir casi cuatro años por cargos de robo y hurto. 

Si te lo perdiste
stats