'Sketch' de Pánfilo y Obama revolucionó la televisión cubana

Obama improvisó en TV con Pánfilo, personaje que lanzó a la fama
El presidente Barack Obama (i) y el personaje de la televisión cubana, Don Pánfilo (d) / Foto/AFP-Cubadebate
Afp
24 de marzo 2016 - 17:21

Barack Obama improvisó y grabó sin cortes el episodio más famoso de la televisión cubana. Pánfilo, el comediante con quien compartió escena, todavía sufre los efectos del golpe de fama que le dejó la visita del presidente de Estados Unidos.

"Todavía no se me quita el salto en el estómago que tengo desde que hace 15 días me llamaron para hacer esto", confiesa el comediante Luis Silva, que encarna al personaje cubano que hizo famoso Obama.

"He tenido que tomar sedantes porque uno se pone muy nervioso", agregó en una entrevista telefónica con la AFP este jueves.

Desde que se difundió el sketch en que Obama pronunció el popular saludo cubano: "¿qué bolá?" (¿qué tal?), Silva, un cibernético de 37 años, es asediado por la prensa.

El miércoles se propagó en redes sociales, antes de salir en la televisión cubana, otro episodio de Obama y Pánfilo en la comedia "Vivir del cuento", el programa más visto en la isla, donde el Estado monopoliza los medios.

En el sketch, el mandatario, desde la Casa Blanca, acuerda por teléfono verse con Pánfilo en La Habana.

Este personaje representa al cubano promedio que sobrevive con la libreta de abastecimiento que le garantiza un mínimo de alimentos cada mes, y que lucha contra las carencias y dificultades diarias en una isla sometida a un embargo estadounidense desde 1962.

"¿Se le puede cortar a Obama?"

En el segundo episodio, Obama llega a la casa de Pánfilo, se quita el saco y se sienta a jugar dominó mientras le suelta varias frases en español.

"Obama, Obama qué bueno que viniste a conocer La Habana", tararean Pánfilo y sus dos amigos frente a un sonriente Obama que acompaña el estribillo con el chasquido de los dedos.

La escena fue grabada el pasado lunes durante el primer día de visita de Obama a Cuba.

"Ese momento fue impresionante, muy tenso, tenía la boca seca. No teníamos idea si podíamos decirle al presidente 'corta', vamos a repetir, al final no fue necesario", recuerda.

Incluso el presidente de Estados Unidos "se salió del guión, y me asusté porque estaba hablando en inglés. Le entendí algunas frases y pude seguirle la conversación", comentó Silva.

Obama, señala con asombro, "grabó todo en una sola toma, sin cortes". "Como todo un actor salió del set y esperó, parado y en silencio, a que los otros termináramos la escena".

La aparición de Obama en la televisión cubana fue una operación mediática de Estados Unidos, que coordinó su embajada en La Habana con máxima discreción unas semanas antes de la llegada del gobernante norteamericano.

"Todos los días se enviaba el guión, que es nuestro, para que la Casa Blanca hiciera correcciones. Nos pedían que dejáramos poco texto (diálogo) para el presidente", recuerda.

El comediante, que en 2001 creó su personaje para teatro y lo llevó a la televisión ocho años después, cree que con esta idea Obama quiso "relacionarse con la gente de la calle, con el cubano de a pie".

Durante su visita de tres días a La Habana, pocos cubanos pudieron ver siquiera de lejos al mandatario. En los eventos en que participó se llegaba con invitación y el riguroso dispositivo de seguridad vació las calles del centro histórico de la ciudad.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats