Amnistía Internacional pide romper el silencio ante Arabia Saudita por caso Khashoggi

Personas muestran imágenes de Jamal Khashoggi durante una manifestación frente al consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía.
Personas muestran imágenes de Jamal Khashoggi durante una manifestación frente al consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía. / EFE
Afp
02 de noviembre 2018 - 12:06

Amnistía Internacional (AI) llamó este viernes a los Estados miembros de la ONU a romper el silencio ante Arabia Saudita, exhortándolos a vigilar la "crueldad" del reino tras el asesinato de Jamal Khashoggi.

La muerte de este periodista saudita, asesinado el 2 de octubre en el consulado de su país en Estambul, provocó la indignación internacional. A finales de octubre, el fiscal general saudita indicó que se trataba de un acto "premeditado".

"Los Estados miembros [de la ONU] deben cesar su silencio ensordecedor ante Arabia Saudita y hacer sus deberes, que es vigilar con atención la crueldad en el reino", declaró en un comunicado la directora de campañas de Amnistía Internacional para Medio Oriente, Samah Hadid.

"La espantosa muerte de Jamal Khashoggi mostró hasta dónde pueden ir las autoridades sauditas en su represión de cualquier oposición pacífica, una represión que no ha hecho más que aumentar desde que Mohamed bin Salmán se convirtió en príncipe heredero", acusó.

Hasta el asesinato de Khashoggi, esta represión "fue ignorada voluntariamente por los Estados miembros de la ONU", afirmó.

"La comunidad internacional tiene el deber de pedir cuentas al gobierno saudita por sus incesantes violaciones de los derechos humanos en el país [en Arabia Saudita] y en el conflicto en Yemen", donde una coalición liderada por Riad apoya a las fuerzas gubernamentales frente a los rebeldes hutíes chiitas, señaló Hadid.

Este llamado de la oenegé llega poco después del de Hatice Cengiz, la prometida turca de Khashoggi, quien reclamó "a la comunidad internacional medidas reales, serias y concretas para desvelar la verdad y llevar a los responsables [del asesinato] ante la justicia".