Migrantes mueren en la selva de Darién por el sueño de mejores días

Crisis Migratoria

Situación de migrantes que ingresan por Darién sigue siendo preocupante

Pese a las constantes advertencias de lo peligroso que resulta cruzar la selva de Darién para ingresar de forma irregular al país, los migrantes de Venezuela, Haití, Cuba e incluso Ghana siguen usando esta ruta, enfrentándose a todas las adversidades, con el único fin de llegar a Estados Unidos, pero hay quienes no logran culminar la travesía.

El director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), Oriel Ortega, confirmó que en lo que va del año 26 personas han sido encontradas muertas, en su mayoría fallecen ahogados intentando cruzar los ríos que hay en la región.

Afirmó que no existen fosas comunes en la zona, ya que cuando se encuentra un cadáver, con ayuda del Ministerio Público se hace el levantamiento y son llevados a los cementerios de las comunidades más cercanas.

Comentó que recientemente se exhumaron dos cuerpos de ciudadanos de Ghana que fueron reclamados por los familiares, pero no es correcto hablar de fosas comunes porque se tiene un registro del sitio donde son enterrados.

Ortega detalló que este año se empezó a usar la ruta de Canaán-Membrillo que pasa por la cordillera de San Blas, que es más corta y menos peligrosa, sin embargo, últimamente los migrantes están volviendo a usar la ruta de Bajo Chiquito que es la más difícil.

Sobre el ciudadano colombiano que está siendo buscado por sus familiares, el director del Senafront aseguró que cuando conocieron la noticia iniciaron una investigación donde pudieron determinar que todas las personas que transitaban con esta persona ya cruzaron Gualaca hacia Costa Rica, por lo que están haciendo las conexiones y averiguaciones en esa ruta para determinar qué sucedió.

También dijo que hace unas horas se comunicó con una mujer colombiana que escribió por Instagram pidiendo información sobre su esposo, por lo que de inmediato se verificó y se pudo comprobar que el hombre ya estaba en Costa Rica, además se le puso en comunicación con su esposa.

Ortega manifestó que se está retomando la hoja de ruta que se tiene trazada entre Colombia-Panamá y Costa Rica, porque solo sirven de tránsito, es por ello que están apelando a la Organización Mundial de la Migración para que se busque un mecanismo con los países de origen migratorio para evitar o controlar el fenómeno, debido a que la travesía por la selva de Darién es muy peligrosa.

Para este año, más de 17,000 menores de edad han cruzado la selva, de estos 303 no estaban acompañados que son adolescentes, 129 menores separados, o sea, menores que inician la travesía con sus padres, pero que en el camino enfrentan dificultades y estos continúan con otras personas. Cuando llegan a Darién son llevados a la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y la Familia (Senniaf), cuando los padres logran cruzar son reunidos.

Lamentó y rechazó el caso de robo y asesinato a un niño de 6 años que se registró recientemente en la selva, ante esto indicó que se reforzará la seguridad en el área y se está tras la pista de los responsables de este hecho que según narraron las víctimas tenía acento venezolano, colombiano e indígenas panameños.

Resaltó que ellos se han reunido con los dirigentes indígenas, que han dicho que cuando los migrantes llegan al pueblo ellos les prestan uno que otros servicios a cambio de dinero, pero cuando continúan el camino, hay otros grupos indígenas que los asaltan.

Ortega indicó que el presupuesto para atender este fenómeno es del Sistema Nacional de Migración, que es cerca de 40 millones de dólares anuales que se usa en la creación de albergues, mientras que el Senafront ha destinado un batallón de más de 300 unidades que pudieran estar realizando otras labores de seguridad, pero que están en las selvas para brindar seguridad a los migrantes.

Ponderó que en Darién la incidencia de delitos es muy baja debido a la permanencia de unidades en las comunidades que son pequeñas y donde todos se conocen, pero si se registran casos de narcotráfico, tala ilegal de árboles, y delitos ambientales como minería ilegal. 

stats