TVN plus En vivo

Abuela de 108 años recibe su primera vacuna contra COVID-19

La historia de la abuela que ha pasado por dos pandemias / Kayra Saldaña
Kayra Saldaña - Periodista
10 de marzo 2021 - 20:29

Ciudad de Panamá/Una de las mujeres más longevas en San Miguelito recibió su primera vacuna contra el Covid-19 a sus 108 años. Ella ha sobrevivido pandemias y se mantiene rodeada del amor de sus hijos, nietos, biznietos y tataranietos.

El 4 de marzo la señora Demetria Barría recibió su primera dosis de la vacuna contra covid-19. No tuvo reacciones adversas y se mantiene estable.

Su cuidadora, Gladys Ortiz explicó que "Meme" como cariñosamente le dicen a Demetria, no tuvo ninguna complicación después de la vacuna. "Esperamos los quince minutos reglamentarios, no le dio fiebre, ni dolor de cabeza. La doctora dijo que talvez le iba a dar mucho sueño pero ella pasó el resto de ese día tranquila y sigue bien hasta el momento".

La señora Zaida Ávila es una de sus hijas y describe a su madre como una mujer fuerte, luchadora, estricta y muy honrada.

Una de sus nietas recuerda que Demetria siempre les inculcó el lavado de manos y la importancia de las vacunas. Ya que esta no es su primera pandemia.

"Ahora comprendo porque ella permanentemente nos mandaba a lavarnos las manos antes de cada comida". "Siempre nos decía que teníamos que llevar un pañuelo a la escuela y que nos tapáramos la boca al toser". "Ella viene de una formación de una pandemia anterior, porque fue un periodo dificil en la historia cuando mi abuela era chica". "Hoy entiendo porqué lo mas valioso para ella es la vida", dijo Zaida Grael.

"Nos inculcó lo que es el amor al prójimo y a actuar en favor de lo demás", recalcó Amarilis Grael.

Su familia y vecinos la han cuidado todo este tiempo para evitar que enfermase de covid. La describen como una señora fuerte y muy solidaria.

"Yo pienso que su secreto ha sido la buena alimentación, porque nunca en esa casa falta un buen plato de sopa al mediodía", explicó Gladys Castro vecina de Demetria.

Carlos Grael cuenta que el siempre le preguntaba a su abuela si se recordaba el nombre de su papá y el de su abuela. Dice que tuvo buena memoria por muchos años y que Dios le ha permitido llegar a estos 108 años.

El año pasado Demetria sufrió una isquemia y desde entonces habla muy poco y ha perdido cierta movilidad. Pero su familia y cuidadora aseguran que hay Demetria para rato y esperan que reciba la segunda dosis de la vacuna, el próximo 25 de marzo.

stats