Aeropuerto Internacional de Tocumen pide al Mitradel la suspensión de contratos de colaboradores

Aeropuerto Internacional de Tocumen.
Aeropuerto Internacional de Tocumen.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen, S.A. (Aitsa), solicitó al Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), la suspensión temporal de colaboradores ante la realidad que enfrenta la industria aeroportuaria a nivel mundial por las medidas sanitarias de control producto de la pandemia de la COVID-19.

Según se ha informado, son aproximadamente 700 colaboradores a quienes se les ha suspendido el contrato por un período de 30 días prorrogables, sin embargo, la medida no implica la terminación del contrato o de la relación de trabajo, de acuerdo con un comunicado.

La suspensión desde el pasado mes de marzo de los vuelos internacionales y el cierre de los establecimientos comerciales en general, incluyendo los concesionarios y arrendatarios de las terminales aéreas, ha afectado los ingresos, explica la nota.

Estiman que, cuando se levante la orden de restricción de los vuelos internacionales y la orden de cierre de los establecimientos comerciales que operan en ls Aeropuertos Internacionales, se puedan restablecer las diversas actividades diarias que se realizan en Aitsa.

Los colaboradores a quienes se les aplique la medida, seguirán manteniendo sus beneficios del Seguro Privado de la Empresa, de la Caja de Seguro Social, podrán recibir los beneficios y ayudas que el Gobierno está brindando y podrán retornar a sus puestos de trabajo una vez culmine esta medida.

Desde el inicio de la pandemia la administración de Aitsa implementó una serie de medidas para no afectar los ingresos de los trabajadores, incluyendo teletrabajo y otorgamiento de vacaciones, ya sean vencidas, corrientes o adelantadas, lo cual nos permitió garantizar una remuneración completa y garantizando el pago de la primera partida del Décimo Tercer Mes.

Al mantenerse la disminución de las operaciones e ingresos, se acordó reducir la jornada de trabajo a la mitad, suspender algunos beneficios económicos contemplados en la convención colectiva, como medidas indispensables para reducir gastos fijos y compensar, en cierta medida, las pérdidas económicas registradas.

Resaltan que la suspensión de contratos de trabajo procura, proteger la salud de los colaboradores, evitando la aglomeración innecesaria en los centros de trabajo, minimizando las probabilidades de contagio, sobre todo de aquellos cuyas posiciones no aplican para trabajar bajo la modalidad de teletrabajo.

stats