TVN plus En vivo

CSS necesitaría $750 millones para amortización anual por 60 años para garantizar jubilaciones

Siguen reacciones a la situación financiera de la CSS

La situación financiera del Programa de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja de Seguro Social (CSS), sigue generando reacciones y este jueves 14 de mayo, fue Dino Mon, exasesor actuarial de la entidad, quien dio sus impresiones tras haber formado parte del equipo de profesionales que ejecutaron la reforma en el año 2005.

Explicó por qué se dividieron los sistemas en el Beneficio Definido o de Reparto Solidario y Sistema mixto y dijo que, para ese año, se dieron cuenta que pagando un 13.5% que es lo que se paga de cuota obrero patronal, las generaciones que estaban cotizando no tenían nada en su cuenta, porque cada uno aportaba para los jubilados de aquel entonces.

Había problemas financieros estructuralmente grandes, pero lo más complicado era que si una persona ganaba B/. 500.00 y si su salario creciera en un 2%, manteniéndose cotizando por un periodo de 30 años, llegaba a acumular al 4% de tasa de interés 57 mil dólares por ejemplo.

Pero resulta ser que para poder comprar la pensión que la ley otorgaba, esa persona tenía que haber pagado 96 mil dólares, lo que quiere decir que le faltaban 39 mil dólares.

Lo que plantea Mon es que con el sistema que existía, cada persona que se jubilaba creaba una deuda insostenible en el sistema. Además, las personas que ganaban arriba de 3 mil dólares, ajustaban su salario para no tributar a la CSS.

En ese año [2005] los expertos tenían claro que no podían unir los sistemas porque cada vez que entraba un cotizante nuevo al sistema de beneficio definido, los volúmenes de deuda aumentaban.

Si hoy tu fusionas esos sistemas, lo que estás creando es un problema que no se podrá resolver”, manifestó Mon.

Lo anterior, porque cuando entren los nuevos cotizantes y se conviertan a una fórmula de beneficio definido donde el beneficio no corresponda a lo que ellos han acumulado en cuotas y pretendan jubilarse la deuda será muy grande y “quién lo va a pagar”, cuestiona.

La cuenta de las personas que están en el sistema de beneficio definido debería tener, para poder subsistir por lo menos 60 años, por lo menos 23 mil millones de dólares, en la actualidad esa cuenta tiene entre mil 600 o mil 700 millones de dólares.

Con esa cantidad de dinero se podría garantizar la jubilación hasta la última de las personas que están en el sistema.

La cantidad de dinero que dice necesitar el sistema de beneficio definido equivalen a 750 millones de amortización anual por un periodo de 60 años, que “alguien” tiene que poner en el sistema.

Como posible solución, Mon hizo referencia a la existencia de un fideicomiso que se ha ido acumulando en el tiempo y que tienen cerca de mil 700 millones de dólares y que está destinado a estabilizar cualquier déficit que tenga la CSS.

Esa cantidad de dinero alcanzará para un año, que será el tiempo que se tendrá para resolver el problema, más las reservas que tiene el sistema. El problema que hay para acceder al fideicomiso, la CSS debe tener los estados financieros en orden.

“Lo primero que se tiene que hacer para emprender un diálogo es tener todos los números claros”, manifestó.

Si te lo perdiste
stats