Migrantes cubanos en Panamá han quedado en el 'limbo', según directivo de Cáritas

Situación de migrantes genera diferentes reacciones

Tras la suspensión de los beneficios migratorios que ofrecía Estados Unidos a los cubanos migrantes, a través de la política “pies secos, pies mojados”, muchos han quedado en un "limbo, a merced del lugar en el que se encuentren", sostuvo el director Ejecutivo de la Pastoral Social Cáritas, diácono Víctor Berrío.

Dijo que en el caso de Panamá, los migrantes cubanos han quedado varados ya que sus pasaportes ni siquiera han sido sellados.

Sobre ese mismo tema, el diácono se refirió a la denuncia que han hecho algunos migrantes sobre la retención de sus pasaportes y asegura que en el momento en que se inicie una investigación, las autoridades de Servicio Nacional de Migración, no van a quedar bien.

Explicó que se han dado casos en que migración les retiene los pasaportes a los cubanos al momento de su ingreso a Panamá, por la provincia de Darién y cuando llegan a otro lugar, los detienen por no tener documentos, les realizan un proceso y son deportados.

Esto sucede, según explica Berrío, a pesar de que son las autoridades de migración las que retienen el pasaporte de los cubanos.

Apeló al sentimiento humanitario del presidente Juan Carlos Varela, para que se les ofrezca la oportunidad de llegar a su destino o de regular su estatus migratorio, a los que estén interesados en permanecer en el país.

El diácono contó que hay personas que han salido de Cuba tras haber vendido las pocas pertenencias que tenían y les da temor el hecho de tener que regresar, ya que han hecho declaraciones públicas y temen por sus vidas.

“No es lo mismo vivir en democracia, que vivir bajo un régimen comunista”, dijo.

Se estima que desde el año 2015 han pasado por Panamá 18 mil 500 cubanos. En Cáritas se mantenían 292 aproximadamente, pero en los últimos días, algunos se han ido.

stats