Denuncian persecución contra policía que protestó en Changuinola

Situación actual del caso de la sargento Dunia Patterson

El pecado de Dunia Patterson ha sido hacer las cosas bien y aplicar una conducta dentro del marco de la Constitución”, dijo uno de los asesores de la agente policial, que recientemente protesta en la provincia de Bocas del Toro, por supuestas irregularidades de las que presuntamente está siendo víctima dentro del estamento de seguridad.

Francisco Mendizabal, vocero de la firma de abogados que representa a Patterson, lamentó que en Panamá, cuando se trata de ser correcto y se afecta a las personas a quienes no les agrada mucho lo vertical, se dan situaciones como las que atraviesa Dunia.

Detalló alguna de las supuestas irregularidades que se han cometido con la agente policial, como el hecho de que durante un cambio de mando que se dio en mayo pasado, se le obligó a salir de su oficina y aceptar un acta, elaborada por otra persona.

A raíz de eso, a ella la llevan, conducida a la Dirección de Responsabilidad Policial (DRP), donde se inició el primer proceso en contra de la Sargento Primero, según Mendizabal, por haber trabajado con el antiguo comisionado de la zona policial.

Por otra parte, afirmó que han circulado muchos audios que no son ciertos en cuanto a lo que se le ha endilgado.

En el despacho de los abogados de Patterson reposan cinco expedientes y ahora, tras la protesta en Changuinola (Bocas del Toro), se le abrirá uno nuevo y “ese ha sido el común denominador entre los meses de mayo a junio”.

Orden y contraorden

Mendizabal explicó parte de las denuncias que hizo la Sargento Primero, fue por un caso de hurto de unos materiales de construcción, donde la persona que hizo el reporte estaba ante ella. De allí, comunica a su superior, quien le dijo que cumpliera con el proceso.

Agrega que, a los minutos, esa misma persona la llamó para decirle que “por órdenes superiores y por haber coordinado con el personero del área, desapareciera lo que se había interpuesto como denuncia” y que no se le iba a dar curso en la Policía Nacional, sino que iría directamente a la personería.

Lo anterior, genera inquietud en Patterson, quien elabora un informe que no “acató ni le importó al superior, por ende, ante un hecho que no comprendía, hizo lo que tenía que hacer que fue interponer una denuncia para que quedara constancia de su labor y de lo que establece el artículo 18 de la Constitución con relación a la labor de los servidores públicos.

En cuanto a las acusaciones de malos manejos, el asesor legal declaró que ella era la responsable de turnos y de un programa de fondos en el que no maneja dineros. Lo que hacía era asignar los horarios y turnos en los que policías podían ir a hacer trabajos privados en empresas y casas.

Proceso

Se esperan los resultados de la junta superior porque se han hecho apelaciones y se ha reconsiderado todo lo que se ha hecho, donde existen “expedientes amañados”.

Las únicas pruebas que hay, provienen de la persona que tenía que aprobar el manejo del programa del cual estaba encargada Patterson y que es el jefe de recursos humanos. Además de declaraciones de otros policías que no conoce la sargento.

Es por ello que aguardan para saber si tienen que ir a otra instancia.

Arresto

Dunia, con todos los procesos que se le han abierto, acumula cerca de 40 días de arresto, donde el objetivo de la DRP, según el vocero, es lograr la destitución.

Aseguró que ese organismo [la DRP] es un brazo ejecutor de quien quiere manipular a las unidades de la policía, donde si no se hace caso a lo que quieren los superiores, se abren procesos disciplinarios.

Finalizó diciendo que a Dunia Patterson “la están persiguiendo por el simple hecho de ser mujer y de ser correcta”.

Comunicado de la Policía Nacional

El estamento reaccionó a la protesta realizada por la agente policial, asegurando que la actuación atentaba contra las normas establecidas en la Ley 18 del 3 de junio de 1997, en lo que tiene que ver con las prohibiciones, deberes y derechos.

Reiteraron que se mantiene abierto un proceso disciplinario.