TVN plus En vivo

Escuelas particulares, en 'crisis' por aumento a docentes

Beyla yung
Neyla Young, preside la Federación de Colegios Católicos de Panamá

Representantes de la Federación de Colegios Católicos y de la Unión Nacional de Colegios Particulares comparten una misma inquietud, y es el aumento programado por decreto ley a los docentes en el sector oficial y particular a nivel nacional, generando un golpe insostenible para el bolsillo de algunos padres.

La religiosa Neyla Young, quien preside la Federación de Colegios Católicos de Panamá, manifestó que “ha sido una decisión muy difícil para todos, y no es que nos opongamos a un aumento al docente que se lo merece, porque en esta sociedad hay que valorar la labor que es bien difícil”, pero genera un problema porque “no tenían previsto un aumento tan sorpresivo”.

“Esta decisión fue sorpresiva porque vivimos de una misión que tenemos. La educación no es un negocio, es una inversión. Y esto no ha afectado porque no teníamos previsto un aumento y algunos colegios no tenemos como hacerle frente desde el otro mes que se nos viene encima”, enfatizó.

Para la vicepresidenta de la Unión Nacional de Colegios Particulares, Katya Echeverría, “la educación particular está en estado de emergencia por la crisis que se ha impuesto sin ser tomados en cuenta”.

“Los padres sienten que el ajuste que se está haciendo en el 2018 es muy fuerte y nosotros no hemos recibido aún respuesta del Ministerio de Educación”, detalló Echeverría.

Según cifras del Meduca, más de 20 mil estudiantes migraron del sector particular al oficial durante el año 2016, ahora con este nuevo ajuste salarial a los educadores, de seguro aumentará la matricula en las escuelas públicas.

Nosotros atendemos a 152 mil estudiantes en el país y estamos ahorrándole $179 millones al Estado, que debería estar educando a más estudiantes, pero el padre de familia tienen la oportunidad de elegir la oferta educativa para su hijo, pero con estos incrementos se va a tener una educación solo elitista”, Katya Echeverría, vicepresidenta de la Unión Nacional de Colegios Particulares.

Lo que preocupa, es que según detalla Echeverría, más del 65% de los colegios particulares cerrarán sus puertas, porque no podrán incrementar las mensualidades al padre de familia, lo que genera que no puedan seguir pagando una educación distinta a la que ofrece el sector público a sus hijos.

La misma situación se podría estar dando en los institutos religiosos, señaló Young, ya que también habrá colegios, de los 25 con los que cuentan, que desaparecerán.

“Este es un llamado no solo para los padres de familia, sino al Gobierno para que busque alternativas con respuestas prontas, porque no puede ser que las presentadas no sean viables”, puntualizó Echeverría.