TVN plus En vivo

Seis datos que explican por qué la autopista Arraiján-La Chorrera ha sido un ‘fiasco’

Tranque en la autopista Arraiján - La Chorrera este martes 3 de noviembre de 2015
Tráfico en la autopista Arraiján-La Chorrera en noviembre de 2015. / TVN Noticias

La Contraloría ha pedido al Ministerio de Obras Públicas ejecutar la fianza de cumplimiento del ensanche de la autopista Arraiján-La Chorrera, de unos $16 millones, por las deficiencias encontradas en la vía: hay trabajos sin concluir, problemas en el asfalto y reparaciones necesarias.

La recomendación ha surgido 22 meses después de que una auditoría de la Asamblea Nacional (AN) revelase que por calidad y precio (el Gobierno de Martinelli pagó $161.8 millones) la obra sería una decepción.

VEA: La carta del contralor al ministro del MOP

“Ha sido un fiasco desde el principio, y la Contraloría lo ha ratificado", dijo el diputado José Antonio Domínguez, que ordenó el informe inicial sobre las anomalías en la autopista.

Aquí seis datos escandalosos que reveló el estudio de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea sobre el proyecto.

1. Más dinero y más adendas

La obra pudo haber costado $50 millones más de lo que debía, más otros $9 millones en adendas que el informe de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea pone en entredicho.

2. El puente suertudo

Construir y pintar las escaleras del puente peatonal sobre la autopista en La Herradura (La Chorrera) costó $100 mil. El monto debió ser $20 mil.

3. El extraño caso de las rampas

Las rampas de acceso de 200 metros en el Hospital Nicolás Solano costaron $350 mil cada una, la de Vacamonte $250 mil, y las de San Francisco de La Chorrera, $175 mil. El precio debió ser de $99,750.

4. Y el de Bique...

Las entradas y salidas de Bique empezaron costando $250 mil, pero terminaron en $2.4 millones.

5. ... y el de Vista Alegre

Se pagó $9.4 millones por el intercambiador de Vista Alegre, cuando debió costar $4.7 millones. A la obra no se le pusieron las vigas postensadas que se había prometido, sino unas clásicas. Tampoco se le puso cuatro salidas tipo trébol, pactadas en el contrato.

6. La remoción fantasma

Los hombros de la vía debían ser removidos, para dar lugar a un nuevo carril. Pero solo fueron pulverizados y se construyó sobre ellos nuevamente. Se le pagó $10 por cada uno de los 164 mil metros cuadrados.

Para el diputado Domínguez, es fundamental que el Ministerio de Obras Públicas certifique que la constructora aún tenga vigente los bonos de la fianza de cumplimiento, emitida por Afianzadora Global. Si no, no podrá reclamarse nada.