TVN plus En vivo

Mides iniciará revisión de normativa que regula albergues y casas hogares en Panamá

Recientemente se destapó un escándalo que implica supuesto abusos a menores en el Centro de Atención Integral Fundación Chilibre Panamá.

Autoridades realizaron inspecciones en el Centro de Atención Integral Fundación Chilibre Panamá.
Autoridades realizaron inspecciones en el Centro de Atención Integral Fundación Chilibre Panamá. / TVN Noticias.

En un comunicado, el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), expresó su repudió a todo acto que atente contra los derechos individuales y colectivos que tienen todos los niños, niñas y adolescentes en el país.

Lo anterior, ante las investigaciones que adelanta el Ministerio Público (MP), por los supuestos abusos que se cometían en el Centro de Atención Integral Fundación Chilibre Panamá, ubicado en Tocumen.

Detallan que se está haciendo la revisión de la normativa que regula los albergues y casas hogares en todo el país, con el objetivo de fortalecer la institucionalidad, tomar acciones y brindar un seguimiento directo para mejorar las capacidades de supervisión.

Reiteraron que el Mides y la Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf), interpusieron las denuncias correspondientes ante el MP, “en cumplimiento con el deber legal de ambas instituciones de salvaguardar el interés superior de los niños, niñas y adolescentes y el correcto uso de los fondos del Estado, destinados a los proyectos sociales que supervisa la Oficina Nacional de Subsidios Estatales”.

Por otra parte, manifiestan que se está fortaleciendo la institucionalidad del ministerio en cuanto al seguimiento de los albergues y del personal que contratado por el Mides y la Senniaf para el apoyo y monitoreo de los albergues y casas hogares.

Se tomarán todas las acciones legales y administrativas contra los funcionarios que resulten responsables en las investigaciones que desarrollan las autoridades competentes”, se lee en la nota de prensa.

El MP conduce la investigación del caso, para determinar según los resultados de la misma, las acciones que consideren establecidas por la ley.

Cabe destacar que es indispensable que el manejo de información sobre la identidad de los implicados y sobre todo de los menores de edad, así como detalles del caso, se mantengan en estricta confidencialidad, a fin de evitar afectaciones a su dignidad e integridad.

La fiscal Superior de Familia, Katya Meléndez, dijo en Noticias AM, que la investigación “vincula a un sinnúmero de personas que podrían salir involucradas y también, un número considerable de niños y por el momento se han tomado acciones iniciales tras recibir la denuncia.

Meléndez también informó que dentro de la investigación también pueden resultar responsables dos funcionarios de la Senniaf que trabajaban en el lugar, precisamente para vigilar que ese tipo de hechos no ocurrieran.

Los 54 menores fueron alejados de las personas que pueden resultar responsables del hecho. Las edades de los afectados oscilan entre un año y 17 años de edad y se hacen las coordinaciones para que participen del proceso y den entrevistas mediante un psicólogo o cámara de Gesell.