Ministra de Desarrollo Social presidirá la Comisión Interamericana de la Mujer para el periodo 2022- 2025

Ministra de Desarrollo Social presidirá la Comisión Interamericana de la Mujer para el periodo 2022- 2025
Ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo. / Foto/Mides

María Inés Castillo, ministra de Desarrollo Social, fue electa como presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para el periodo 2022- 2025.

La designación se dio tras dos días de amplio debate donde más de 20 ministras abordaron los desafíos de las mujeres de las Américas.

La nueva presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres hizo un llamado a sus homólogas a preparar una estrategia de corto plazo, que permita contribuir a la autonomía e igualdad de las mujeres rurales, así como también para impulsar acciones a favor de la prevención y atención del embarazo en adolescentes.

La titular de la cartera social que sustituirá en el cargo a Mayra Jiménez, ministra de la Mujer de la República Dominicana quien, presidió la Comisión entre el periodo 2019-2022, cerró su participación indicando que Panamá será un puente permanente para avanzar y seguir construyendo los acuerdos necesarios para acercar las diferencias con el objetivo, de que la mitad de la población que somos mujeres sigamos construyendo países más inclusivos y con ello una mejor región.

La Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) es el principal foro generador de políticas hemisféricas para la promoción de los derechos de las mujeres y la igualdad de género. Fue creada en 1928 por la Sexta Conferencia Panamericana subrayando la importancia de la inclusión social de las mujeres para el fortalecimiento de la democracia y del desarrollo humano en las Américas.

El cierre del evento contó con la participación del presidente de la República, Laurentino Cortizo, que indicó que su gestión se ha caracterizado por el avance de la agenda de igualdad de género y la custodia de los derechos de las mujeres como un compromiso firme y permanente de una política de respeto y protección a los derechos humanos.

Desde la sede del Parlatino la ministra presentó las líneas de trabajo a las que la CIM orientará su trabajo en el próximo periodo, estando estas dirigidas a tres ejes principales: Alianzas y articulaciones para la igualdad de género como bien de la humanidad; liderazgo de las mujeres en la gestión del cambio climático, medio ambiente y el riesgo de desastre y el tercer pilar está relacionado al acercamiento y estrategias de apoyo al tema de la transversalización de la perspectiva de género en las políticas de los Estados miembros.

“En mi calidad de Presidenta de esta Comisión, les reitero mi compromiso – acotó la ministra- de fortalecer a la CIM como instancia facilitadora, guiadora y orientadora que facilita la construcción de puentes para ampliar y enriquecer el diálogo político con los Estados miembros de la OEA, entre las delegadas de la CIM, las altas autoridades de los mecanismos nacionales de igualdad de las mujeres y las mujeres feministas de distintas generaciones étnico-culturales”, puntualizó.

A su vez, Castillo destacó que está comprometida con el embarazo en adolescente, un problema en el que ha trabajado durante años desde la sociedad civil. Sobre este problema, explicó que la Organización Panamericana de la Salud calcula que, en América Latina y el Caribe, la tasa de fecundidad en adolescentes podría aumentar entre 6 y 11 puntos porcentuales, luego de la pandemia.

Estas cifras de acuerdo con Castillo demuestran la urgencia de atender esta situación, tomando en cuenta que el embarazo no deseado tiene repercusiones en todos los aspectos de vida, desde aumentar el riesgo de morbilidad y mortalidad materna, hasta diversos desafíos que se presentan como consecuencia directa de un embarazo no planificado.

Otros de los compromisos estratégicos que asumirá desde la presidencia será el de promover esfuerzos para posicionar en la agenda regional de la organización, las necesidades y situaciones de las mujeres rurales en las Américas, quienes afrontan obstáculos y sobrecarga que les impide o limitan su pleno desarrollo y participación.

“Las mujeres rurales juegan un rol esencial frente al cambio climático y su adaptación, garantizan la seguridad alimentaria de sus familias y sus países, frente a estas situaciones la CIM puede y debe jugar un papel fundamental”, señaló.

La actividad contó con la participación de la Canciller de la República, Erika Mouynes; la presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), María Eugenia López Arias; Rubén Farje, Representante de la OEA en Panamá; la viceministra, Milagros Ramos Castro y la Secretaria Ejecutiva de la CIM, Alejandra Mora Mora.

stats