TVN plus En vivo

PNUD: 'La pandemia dejará cicatrices muy profundas en el planeta'

PNUD: 'La pandemia dejará cicatrices muy profundas en el planeta'
PNUD: 'La pandemia dejará cicatrices muy profundas en el planeta' / AFP

El COVID-19 no solo es una amenaza para la salud humana, sus efectos en la economía global podrían costar pérdidas en ingresos por encima de los 220,000 millones de dólares en países en desarrollo, según advirtió este lunes 30 de marzo el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). La organización señala que la crisis sanitaria dejará devastadores efectos sociales y económicos que se prolongarán por meses y años.

Es probable que los hospitales faltos de recursos suficientes y los frágiles sistemas sanitarios se verán desbordados. Esta situación puede verse exacerbada por un repunte de los casos, ya que el 75% de las personas que habitan en los países menos adelantados carecen de acceso a jabón y agua”, apuntó el PNUD en un comunicado.

Esta pandemia es una crisis sanitaria. Pero no es solo una crisis sanitaria. La pandemia dejará cicatrices muy, muy profundas en grandes zonas del planeta”, declaró el Administrador del PNUD, Achim Steiner. “Sin la asistencia de la comunidad internacional nos arriesgamos a un masivo retroceso de los avances conseguidos en las dos últimas décadas y a la pérdida de una generación entera, si no en vidas, en forma de derechos, oportunidades y dignidad”, añadió.

El PNUD trabaja actualmente para prestar ayuda a los sistemas sanitarios de países como Bosnia y Herzegovina, China, Djibouti, El Salvador, Eritrea, Irán, Kirguistán, Madagascar, Nigeria, Paraguay, Panamá, Serbia, Ucrania y Vietnam.

Ya se ha puesto en marcha un Fondo de Respuesta Rápida al COVID-19 dirigido por el PNUD y financiado con recursos existentes, con un capital inicial de 20 millones de dólares. A largo plazo, el PNUD prevé una necesidad mínima de 500 millones de dólares para prestar ayuda a 100 países.

El PNUD afirma que ayudará a los países a ralentizar la propagación del virus y a ofrecer protección social a las poblaciones más vulnerables.

A más largo plazo, el PNUD colaborará con los países para evaluar los impactos sociales y económicos de la COVID-19 y adoptar medidas de recuperación urgentes dirigidas a reducir lo máximo posible las consecuencias futuras, en particular para los grupos de población más vulnerables y marginados, y para contribuir a una mejor recuperación de las sociedades”, concluye el comunicado.

El PNUD opera en 170 países y territorios.

Si te lo perdiste
stats