La regulación del financiamiento en las campañas, el escollo de la CNRE

Los partidos piden un aumento en el financiamiento público. En el TE no descartan que al fina de la discusión se apruebe la propuesta que establece financiamiento mixto: con fondos públicos y privados.

Sede de la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE). Fuente: Tribunal Electoral.
Sede de la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE). Fuente: Tribunal Electoral.

Regular el financiamiento público y privado que reciben los partidos políticos se ha convertido en el fantasma del proceso. Este es un tema que los participantes en la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE) defienden a capa y espada, quedando el tema -por ahora- estancado.

La intención del Tribunal Electoral (TE) ha sido siempre establecer topes. Lo que se busca es hacer más equitativo el proceso electoral y establecer mecanismos tendientes a evitar que el crimen organizado penetre en las campañas políticas, según ha explicado la entidad a través de sus voceros.

Piden aumento

Los partidos políticos están proponiendo que se aumente el financiamiento público de un 1% a 2%.

Sin embargo, el Foro Pro Reformas Electorales se opone a esta petición. Durante la sesión 21 de la CNRE, el Foro Ciudadano Pro Reformas Electorales presentó una propuesta encaminada a regular el financiamiento Electoral en Panamá.

Carlos Gasnell, representante del Foro Pro Reformas Electorales, destaca que lo que se busca es lograr una mejor distribución y control del dinero público que se destina a los partidos políticos y candidatos por la libre postulación.

El Foro Pro Reformas Electorales propone que el 90% del financiamiento que reciben los partidos políticos provenga de fondos públicos y solo un 10% de fondos privados.

Sus integrantes también consideran que se regulen las campañas electorales y que estas empiecen 30 días antes, en el caso de las primarias, las cuales se deben realizar dentro del periodo del proceso electoral, es decir, de noviembre del año pasado inmediatamente anterior a las elecciones de mayo.

“Incluso, si se decide que el financiamiento sea exclusivamente público, el dinero que se destina actualmente debería alcanzar para realizar una campaña electoral sobre la base de la equidad”, explica Gasnell.

Es que, precisamente, en el tema del financiamiento público la distribución de este dinero a los partidos en los últimos procesos electorales son totalmente abismales. Por hacer un recorderis, la cifra del financiamiento público siempre ha ido en aumento. En 1999 el financiamiento público fue de $15.348.998; en 2004 fue de $20.038, 330.82, cinco años después la cifra ascendió a $33.700,000, mientras que en 2014 la suma ascendió a $69,850,000.

Para el Foro Pro Reformas Electorales no existe una correlación entre el subsidio y lo que cuestan las elecciones: “No estamos de acuerdo con ese aumento del subsidio electoral que están proponiendo los partidos de un 2%, porque el 2% es prácticamente lo que se gasta en el presupuesto del Órgano Judicial”.

Proponen financiamiento mixto

En consecuencia, el Foro propone que se reduzca el subsidio a 1% del total de los ingresos corrientes y que haya un cambio en la relación del subsidio, es decir, que sea 70% electoral y 30% postelectoral y que vaya con corresponsabilidad a los topes de donaciones de los partidos.

El Foro propone un financiamiento mixto, privado muy reducido, con topes estrictos, controles de transparencia y mucha fiscalización y donaciones que solamente provengan de personas naturales.

Otros cambios

Viendo el tema desde otra perspectiva, la propuesta del TE es que: “Nosotros estamos limitados a primarias, en donde el financiamiento debe tener responsabilidad".

"En la propuesta del TE se excluyen las elecciones internas y se limita a las elecciones generales, consultas populares y primarias”, destaca el magistrado del TE, Eduardo Valdés Escoffery.

Por otro lado, el tema del financiamiento privado es mucho más escabroso. Por ejemplo, en las elecciones del 2009, solo las nóminas presidenciales recibieron más de $25 millones en contribuciones privadas. Esta cifra casi que se duplicó en las elecciones del año pasado.

Según un informe del TE, los partidos recibieron en las elecciones de 2014, $59,22 millones en concepto de donaciones, una cifra que supera las sumas que obtuvieron por ese concepto en los comicios de 2004 y 2009 respectivamente.

Pero como bien dice el dicho aún no hay nada escrito en piedra. Al parecer la discusión sobre este tema continuará. El magistrado del TE, Erasmo Pinilla, no descarta que al final se apruebe la propuesta que establece financiamiento mixto: con fondos públicos y privados.

stats