Porcinocultores y el MIDA acuerdan estrategias por alerta sanitaria mundial

Porcinocultores de Chiriquí declaran estado de alerta
Especies porcinas en Panamá / TVN Noticias

Los porcinocultores de Panamá y Chiriquí, empresas comercializadoras y el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), lograron acuerdos para salvaguardar el patrimonio agropecuario y la salud zoosanitaria del país, por la “inminente amenaza” de la Peste Porcina Africana (PPA), que afecta los sectores productivos en China, Rusia y países de Europa.

Dicha peste ha sido declarada por el Organismo Internacional de Episotias (OIE), en alerta internacional como una amenaza al hato porcino en el mundo.

Panamá es miembro de la OIE y por tanto, acata las decisiones emitidas ante esta enfermedad transfronteriza y de alta patogenicidad.

El ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama, manifestó que “la medida de prohibición de entrada al país de material genético, así como de cualquier producto derivado del cerdo está dirigida a proteger la producción nacional de la cual dependen muchas familias y evitar poner en riesgo la economía de las regiones de Panamá, donde se encuentran las crías de porcino”.

Agregó el ministro que, a pesar de que las medidas son "duras" al mismo tiempo son indispensables para preservar el hato porcino nacional.

Los porcinocultores y el ministro del MIDA, Augusto Valderrama
Los porcinocultores y el ministro del MIDA, Augusto Valderrama / Cortesía

Agrega un comunicado del MIDA que, ante esta situación, Machisa y Caisa ofrecieron comprar hasta 300 cerdos semanales, que, frente al escenario internacional, tienen alta demanda, y que hoy mantienen un precio competitivo para el productor nacional.

Por su parte, el director nacional de Salud Animal, Concepción Santos Sanjur, explicó técnicamente que la PPA, es una enfermedad "dañina y peligrosa" por lo que pidió a los productores que extremen las precauciones en medidas de bioseguridad de las granjas, sobre todo con el movimiento de personal dentro de sus instalaciones, y el uso de cercas perimetrales que garanticen el aislamiento total de los cerdos, de cualquier otra especie de animales.

Destacó que informes técnicos revelan que la PPA causa graves daños a los sistemas productivos porcinos de los países afectados, pero no representa amenazas para la salud humana; sin embargo, es letal en la cría de estos animales con mortalidades de hasta el 100% del hato, y con una recuperación que puede tardar hasta unos 20 años.

Frente a esta amenaza se reforzaron los controles sanitarios en puertos, aeropuertos y fronteras terrestres para resguardar la producción nacional de esta temible enfermedad porcina.

La entidad informó que en las fronteras se realizan fumigaciones para matar cualquier virus de esta peste animal. Y en el Aeropuerto Internacional de Tocumen se instalaron tapetes sanitarios y hay una cuadra de perros adiestrados para detectar productos de origen porcino.

Con todas estas medidas, según el ministro, el MIDA no tiene la intención de "golpear o hacerle daño" a los productores, todo lo contrario, "los ayudaremos a buscar las mejores alternativas para que puedan desarrollar su actividad, de forma ordenada", para que cumplan con los controles sanitarios en vías de asegurar el hato nacional y la salud pública.

Valderrama hizo un llamado a todos los productores a unir esfuerzos para sacar adelante el sector agropecuario panameño.

Se informó que a partir de este lunes se retoma con fuerza el censo porcino nacional en todo lo que es el cordón fronterizo de la provincia de Chiriquí con Costa Rica, a fin de conocer la cifra de productores que necesitan comercializar su producto para apoyarlos.