Terapia para la esquizofrenia reduce descontinuidad en su tratamiento

Terapia para la esquizofrenia reduce descontinuidad en su tratamiento
Terapia para la esquizofrenia reduce descontinuidad en su tratamiento / Cortesía Pixabay.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima la prevalencia de la esquizofrenia a nivel mundial en un 1% de la población, con 40 mil personas aproximadamente en Panamá afectadas directamente por esa enfermedad.

En gran parte de los casos, se manifiesta durante la juventud, por lo que también tiene un impacto notable en las familias y personas cercanas.

El padecimiento se ve primordialmente caracterizado por la tendencia a descontinuar el tratamiento, lo que muchas veces conlleva a la necesidad de mover los pacientes a instituciones especiales y por ello, el tratamiento aplicado debe responder, entre otras cosas, al objetivo puntual de continuidad.

La esquizofrenia es un trastorno cerebral complejo y crónico cuyos síntomas pueden ser severos e incapacitantes y pueden afectar todos los aspectos de la vida diaria de la persona y con quienes se relaciona.

Las afectaciones incluyen el nivel de productividad, sin mencionar el estigma social que en muchas ocasiones acompaña a la enfermedad, factores que pueden verse exacerbados por la situación pandémica actual, en vista de las restricciones de movilidad y disponibilidad de personal médico.

Invega Trinza (palmitato de paliperidona de administración trimestral) es el primer medicamento para la esquizofrenia que es administrado sólo cuatro veces al año, proporcionando el intervalo de dosificación más largo disponible y disminuyendo las oportunidades de descontinuar el tratamiento.

Contar con una opción a largo plazo y de baja dosificación permite que los pacientes se enfoquen más en otros aspectos de su tratamiento, con mayor independencia y permitiendo al paciente minimizar el enfoque en la periodicidad de administración de medicamentos.

Se trata de un antipsicótico atípico, de acción prolongada, administrado cada tres meses por medio de inyección. La opción de tratamiento, por requerir de implementación sólo cuatro veces al año, permite que los pacientes tengan un alto nivel de funcionalidad para llevar a cabo su día a día, explicó Karen González Souza, médico psiquiatra del Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid.

Agrega que con el medicamento, los pacientes son más libres de avanzar en el cumplimiento de sus metas personales, lo cual es más importante que nunca después de la situación por la que ha pasado el mundo durante el 2020.

El medicamento, producido por Janssen, empresa farmacéutica de Johnson & Johnson, se destacó desde sus inicios en un estudio de mantenimiento a largo plazo, con resultados apuntando a un 93% de pacientes que no experimentaron un retorno significativo a los síntomas de su esquizofrenia.

stats