'Reapertura de cárcel de Punta Coco se traduce en seguridad'

Insisten la necesidad de reapertura de cárcel de Punta Coco

El director del Sistema Penitenciario, Amando Medina, reiteró que la decisión de la reapertura de la cárcel de Punta Coco, se tomó para evitar que las personas que están privadas de libertad sigan delinquiendo y tras haber hecho las adecuaciones que se solicitaron.

Recalcó que es una decisión que "se traduce en seguridad para el ciudadano", a pesar que el costo por mantener ese centro penitenciario en la isla “sea elevado” económicamente hablando, aunque no reveló el monto “por temas de seguridad”.

Destacó que se han instalado nuevos filtros para mejorar la calidad del agua potable y se está a la espera de una prueba, además se ha llevado a un técnico en urgencias médicas, para determinar cuándo alguno de los privados de libertad, puede ser evacuado o no.

Pandillerismo, crimen organizado, narcotráfico y homicidios, es el perfil de los privados de libertad que se mantienen recluidos en Punta Coco y aunque son delitos por los que otros ciudadanos están en diferentes cárceles, los que están en la isla han sido identificados como líderes de organizaciones delincuenciales.

Hay que entender, según Medina, que las personas que están en las cárceles siguen manejando sus organizaciones delictivas y siguen dando órdenes para que se cometan crímenes.

También ha reconocido el problema de la corrupción que existe dentro del Sistema Penitenciario y que la cárcel de Punta Coco, no va a resolver ese problema del todo, pero sí se va a evitar que los privados de libertad sigan cometiendo delitos.

En el 2018, se han destituido a más de 70 personas, no solo custodios sino también administrativos e incluso, proveedores de servicios también se prestan para cometer actos de corrupción.

En el último mes han ingresado al sistema penitenciario 400 personas y esa es la tendencia que se mantiene por mes. La población carcelaria en la actualidad es de 16 mil 500 personas, la mayoría por casos relacionadas con narcotráfico en edades entre los 18 y 35 años de edad.

stats