TVN plus En vivo

Sugieren reforzar jornada de vacunación e hisopados en Chiriquí para combatir el COVID-19

Evalúan panorama de la situación de la COVID-19 en Panamá

La situación del incremento de casos de COVID-19 en Costa Rica representa un peligro “muy grande” para la provincia de Chiriquí y el resto del país, por lo que se deben establecer las medidas y el cordón sanitario en la frontera con ese país, advierte el epidemiólogo Eddy Cabrera.

Sin embargo, resalta que los toques de queda no son tan efectivos y lo que se tiene que hacer es una vacunación masiva en el área fronteriza de Chiriquí con Costa Rica, en la población de todas las edades.

Cabrera sugiere considerar, en algún momento, suspender las jornadas de vacunación en otras provincias del país y concentrarse en la de Chiriquí, así como aumentar los hisopados, mejorar la trazabilidad y garantizar que cada persona que resulte positiva sea aislada.

Según dijo, la provincia de Chiriquí debe ser un área de retención de los casos y si eso no se hace, el virus se seguirá adentrando en el resto del país.

Recomienda aumentar las pruebas de laboratorio a una cifra de 5 mil, pero en la provincia de Chiriquí y que no se mueva nada allá, sin un control estricto.

Informó que el porcentaje de positividad de los hisopados ha aumentado y se mantienen en un 25%, lo que quiere decir que las personas se están contaminando mucho.

Cerrar negocios no nos va ayudar en nada”, sostiene el doctor Cabrera.

Por otra parte, el experto recomienda los operativos de barrido de aplicación de pruebas y no esperar que la gente vaya voluntariamente porque existen los casos de personas que son asintomáticas, que recorren muchos sitios, transmitiendo el virus sin darse cuenta.

Reiteró que es importante que se aumente la cantidad de pruebas y que se mantenga la trazabilidad y todo aquel que resulta positivo debe ser aislado con efectividad, pero no en casa, porque si se quedan en casa siguen esparciendo el virus.

“Hay que actuar rápido y eficientemente”, sentenció el experto.