Lo bueno, lo malo y lo 'mezquino' del discurso de Varela en la ONU

Bloque 1: Efectos del discurso de Varela en la ONU / TVN Noticias

Política criolla roba protagonismo en la escena mundial. El discurso del presidente Juan Carlos Varela ante la Asamblea General de Naciones Unidas se ha convertido en un arma más de la campaña electoral.

Sin embargo, este discurso representa una de las últimas miradas a las posturas del mandatario en el ocaso de su mandato. Este domingo, el panel de expertos de Radar analizó a profundidad las palabras del representante de todos los panameños ante el resto de las naciones.

Para el excanciller, Jorge Ritter, el discurso del mandatario puede ser dividido en tres partes: la internacional, la doméstica y la “mezquina”. Esta “mezquindad” se refiere a palabras que dedicó Varela al Canal de Panamá.

“Esta vía interoceánica fue recuperada por los panameños gracias a los tratados del Canal de Panamá, y a la decisión valiente de un ser humano sencillo, el expresidente de los Estados Unidos Jimmy Carter, a quien hoy públicamente le reconozco ese compromiso que cambió el rumbo de nuestra nación”, manifestó Varela.

El pecado de Varela es de omisión. De forma aparentemente deliberada, ensalza el rol del presidente estadounidense y deja por fuera al general panameño Omar Torrijos Herrera, masajeando la semántica para esquivar el nombre del acuerdo en cuestión, el tratado Torrijos-Carter.

“El documento no lo negoció solo Carter”, destacó la aspirante a la presidencia por la libre postulación, Ana Matilde Gómez. “Sus palabras nos degradan como país y lo empequeñecen a él como estadista. Hay que decir las cosas por su nombre. Parte de ser el representante de los panameños es respetar nuestra historia”, enfatizó.

Gómez hizo eco de la opinión de muchos panameños que no dudaron en expresarse a través de redes sociales tildando al discurso de proselitista, desastroso, ridículo, lleno de mentiras y burlas a la inteligencia.

“Creyó que estaba en la Asamblea Nacional rindiendo su informe anual. No tiene idea de qué tiene que hablar en la ONU”, sentenció una internauta a través de Twitter.

Miembros del gabinete de Varela salieron al paso de las críticas y defendieron las palabras del presidente. El viceministro de Seguridad, Jonathan Del Rosario, recordó que Varela ha reconocido públicamente el rol de Torrijos en la recuperación de la vía interoceánica.

“Mezquindad es no reconocer que esta administración tuvo que cumplir obligaciones internacionales y temas que quedaron pendientes de la dictadura militar”, ripostó Del Rosario. El viceministro recordó la deuda de 930 millones de dólares que quedó de la dictadura militar, el cumplimiento de sentencias de la Corte Interamericana en los casos de la desaparición de Rita Wald y Heliodoro Portugal, las indemnizaciones a indígenas en Alto Bayano y el pago de Cepadem a jubilados, deuda que se remonta a tiempos de la dictadura militar.

“El presidente reconoció más (a Torrijos) que lo que cualquier miembro del PRD ha reconocido al doctor Arnulfo Arias”, acotó Del Rosario.

Pese a las diferencias, el panel coincidió que el mérito de Torrijos es innegable y que representó la culminación de una lucha generacional de todo un país. Hubo quienes le restaron importancia al asunto.

“A mí me dio igual la omisión de Omar Torrijos”, afirmó Alfonso Grimaldo, del programa radial La Previa. “Torrijos, Arnulfo… son importantes, pero también son el pasado del país y hay que ver el futuro. Omar Torrijos está muerto, Arnulfo Arias está muerto, en verdad hay cosas más importantes de que preocuparnos que si el honor de estas personas sigue intacto o no”, añadió.

Aclaró Grimaldo que es importante recuperar la memoria histórica del país, pero no para avivar viejas rivalidades, ni como herramienta política dentro de un torneo electoral.

Para el ministro de Desarrollo Social, Alcibíades Vásquez, es necesario hacer un análisis integral del discurso, especialmente en puntos como el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y la política internacional de Panamá.

“Irnos solamente a que no mencionó a Torrijos, eso es mezquino”, apuntó Vásquez.

Sin embargo, el resto del discurso de Varela no estuvo exento de polémica. Entre sus afirmaciones estuvo que se redujo en 50% “la inseguridad”, lo cual fue desmentido por el Bien Chequeado de TVN Noticias, y que se han “reconstruido ciudades completas”.

El propio Vásquez reconoció que la ciudad de Colón, cuya reconstrucción ha sido uno de los proyectos bandera del gobierno nacional, no está reconstruida. En cambio, arguyó que el proyecto Altos de Los Lagos es como una ciudad nueva, y que en otros sitios como Santiago de Veraguas se han hecho importantes construcciones.

El proyecto Altos de los Lagos de Colón sigue el modelo utilizado en Curundú, incluso se utilizó la misma contratista, Constructora Odebrecht.

Un reportaje hecho en el segmento Bajo la Lupa, reveló que la calidad de vida de muchos de los habitantes de Curundú sigue dejando mucho que desear. Las infraestructuras están deterioradas y muchos habitantes viven en condiciones no muy diferentes a aquellas en las que se encontraban antes.

“Las ciudades tienen que darle vida nueva a las personas. No solamente son hogares por la construcción del espacio para vivir, sino escuelas, áreas para deportes, áreas para comercios, parques, etc...”, destacó Horacio Icaza, de Movimiento Independiente (Movin). Lamentó que la estrategia de muchos gobiernos ha sido la construcción de multifamiliares, ubicar a las personas en “cajas” o “callejones”.

“No hay un plan de manejo eficiente para mantener la estructura. Tiene que haber un cambio en la filosofía. Hay que mejorar los pliegos de cargo y la planificación”, señaló Icaza.

Grimaldo reconoció que hubo puntos positivos en el discurso de Varela, entre ellos el censo de salud, Panamá Bilingüe (aunque las cifras expuestas no fueran correctas), la educación y el Centro Logístico de Asistencia Humanitaria.

Pero fue contundente en sus críticas sobre afirmaciones como la “reconstrucción de ciudades”, que catalogó como falso, y la lucha frontal contra la corrupción.

“En esta administración se ha preferido la economía sobre la justicia”, destacó Grimaldo. Recordó que empresas involucradas en el escándalo Blue Apple y la propia Constructora Odebrecht, cuyo esquema de corrupción y coimas ha sido comprobado y condenado internacionalmente, siguen habilitadas para licitar obras públicas en Panamá.

Ante la afirmación de Varela de que “nadie está por encima de la ley”, recordó el caso de Carlos Duboy y el diputado Jorge Rosas, ambos vinculados con Odebrecht y a quiénes ni siquiera se les inició una investigación.

“Varela dice que quedan retos pendientes en el tema judicial. Uno de esos retos es que cumpla con los nombramientos a la Corte Suprema de Justicia que le exige la Constitución”, detalló.

“Le doy un 3.5 a este discurso”, concluyó Grimaldo.

El panel lamentó la corrupción persistente en las instituciones públicas y partidos políticos.

“Partidos debilitados, partidos corruptos, partidos vendidos a un grupo de personas. El gobierno tenía el apoyo de la población cuando llegó al poder para cambiar eso, para eliminar el clientelismo de la Asamblea. Y no lo utilizó”, lamentó Icaza.

Primarias de Cambio Democrático

El candidato presidencial por Cambio Democrático, Rómulo Roux, también apareció en el Radar, para referirse a las elecciones primarias de su colectivo que se realizan este domingo 20 de septiembre.

Esta sería la segunda instancia de elecciones primarias para el partido. El colectivo político realizó primero las elecciones para el candidato presidencial, en las que resultó triunfador Roux. Ahora, falta definir candidaturas a diputados.

Hay quienes han restado importancia a estos comicios, ya que 22 de las 24 candidaturas a diputados ya están aseguradas. Solo quedan en juego las candidaturas de Sergio Gálvez y Rubén Frías. Observadores han señalado que se está premiando a los que apoyaron a Roux, y castigando a los que se le opusieron.

Roux asegura que no es el caso. Considera que se trata de una primaria importante, aunque estima que solo habrá alrededor de un 20% de participación.

Añadió que la participación en las primarias no define el resultado de una elección presidencial.

El candidato también habló sobre la postulación del expresidente Ricardo Martinelli a la candidatura como diputado del circuito 8-8. “Él tiene todo el derecho de aspirar. No tiene ninguna prohibición. Decidió aspirar y correr en las primarias. Tiene el derecho, mientras no tenga ninguna limitación jurídica”, manifestó.

Sobre la decisión de miembros de Cambio Democrático de optar por candidaturas en otros partidos políticos, opinó que no le parece lo mejor, ni lo más sano.

“No me hace ningún sentido, pero tienen el derecho jurídico”, acotó.

Si te lo perdiste
stats