TVN plus En vivo

El informe de la ONU que muestra una realidad alarmante sobre el medio ambiente

Medio ambiente

Un nuevo estudio sobre el estado de las especies silvestres del planeta, remarca la ineludible necesidad de emplear los recursos de forma sostenible, como antesala a la 19ª Conferencia Mundial de Vida Silvestre, que se realizará en Panamá en noviembre de 2022.

Ecosistema de ríos y bosques en Panamá
Ecosistema de ríos y bosques en Panamá / Cortesía
Helkin Guevara - Corresponsal Digital
17 de julio 2022 - 08:21

Ciudad de Panamá/Si miles de millones de personas dependen, en alguna medida, del uso diario o beneficios derivados de la explotación de especies silvestres (animales y plantas) en renglones como la alimentación, obtención de materiales, fármacos o en actividades recreativas, conviene que los países unifiquen, lo antes posible,  estrategias para frenar la crisis global de la biodiversidad que mantiene a cerca de 1 millón de especies en peligro de extinción.

La biodiversidad está fuertemente amenazada.
La biodiversidad está fuertemente amenazada. / Afp

Esta es una de las principales conclusiones que comparte el nuevo informe de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), publicado hace unos días en Bonn, Alemania, con el fin de proporcionar la suficiente evidencia científica para establecer un uso más sostenible de las especies silvestres alrededor del planeta, entendiendo como "sostenible" todo proceso que permite que los ecosistemas mantengan su normal funcionamiento mientras son usados para diferentes fines.

Los resultados de este estudio global se emplearán como base de las medidas sobre el comercio de especies silvestres que se debatirán en la 19ª Conferencia Mundial de Vida Silvestre, que se realizará en Panamá entre el 14 y 25 de noviembre de 2022.

Porque el comercio ilícito de especies silvestres, destaca el documento, es uno de los principales problemas, con cifras que alcanzan los 69,000 millones o 199,000 millones de dólares anuales generados solo en Estados Unidos. A continuación, otras estadísticas destacadas extraídas del nuevo informe del IPBES:

  • Se estima que unas 50,000 especies silvestres son explotadas en todo el mundo para actividades como energía, medicina, producción de materiales, etc, y solo el 34% de ellas se usan de forma sostenible, según una evaluación de 10,000 especies de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. 
  • Aproximadamente el 34% de las poblaciones de peces marinos sufren de sobreexplotación y en las recientes décadas el ritmo anual de captura ha sido de 90 millones de toneladas de peces, para la alimentación humana y para la acuicultura. 
  • Entre las especies más afectadas por la pesca a gran escala, están los tiburones y rayas con 37,5% de sus especies amenazadas; de hecho, 99% de los casos de tiburones y rayas que son capturados, ocurren de forma incidental, provocando una disminución drástica de sus poblaciones desde la década de 1970.
  • En todo el mundo, unas 2,400 millones de personas aún son dependientes de la leña para actividades básicas como cocinar sus alimentos; mientras que 880 millones de personas practican la tala para poder producir la leña o el carbón que necesitan.
  • Se calcula que al menos el 25% de los bosques del planeta sufren la tala industrial, causando que 12% de las especies de árboles silvestres se encuentren en algún nivel de peligro de desaparecer. 
  • Y si se observan solo los bosques tropicales, el 20% de su superficie (unos 3.9 millones de km²) son objeto de tala. 
  • En tanto, en África, existen 1.4 millones de km² en los que se permite la cacería recreativa de especies silvestres. 
  • Y a propósito de la cacería, 1,341 especies de mamíferos silvestres sufren diferentes rangos de amenaza de extinción a causa de la caza insostenible. 

El Informe, publicado en la página de internet del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, ocupó cuatro años de trabajo de 85 expertos en ciencias naturales y sociales, unos 200 colaboradores y 6,200 fuentes de consulta de los 139 países y Estados que forman parte del IPBES.