TVN plus En vivo

Panamá: ¿Qué le heredará la administración Cortizo al sector agropecuario?

Agricultura en Panamá

Hombre trabajando la agricultura.
Hombre trabajando la agricultura. / Cortesía

Ciudad de Panamá, Panamá/Mientras que el 2023 encuentra a los productores desamparados ante la continuación de la rebaja arancelaria de varios productos agropecuarios sensitivos, el gobierno de Laurentino Cortizo se apresta en su último tramo a dejar entre sus logros la identificación de los proyectos que “deben hacer los que vienen”.

Ya se nos acabó el tiempo. Nosotros identificamos los proyectos, por ejes estratégicos de política de Estado, el que viene le toca hacerlo. Se nos acabó (el tiempo). Así de simple”, señaló el ministro consejero para Asuntos Agropecuarios, Carlos Salcedo, principal impulsador de la llamada Ley de Política Agroalimentaria de Estado (PADE), que este 19 de enero aparecerá en la Gaceta Oficial.

Mientras, la desgravación arancelaria contemplada en el inamovible Tratado de Promoción Comercial (TPC) con Estados Unidos, cuya renegociación fue una de las banderas de la administración Cortizo, rebaja este año en 7.5% a la carne deshuesada, lleva a 72% el arancel del arroz, 25% para la leche en polvo, 12% para el maíz y 195% para las partes traseras del pollo, entre otros productos agropecuarios.

No obstante, Salcedo sostiene que “vamos a dejar una política de Estado, vamos a dejar operativo un concejo de seguimiento y cumplimiento donde dos tercios es la empresa privada, vamos a dejar un plan de desarrollo agropecuario y rural, debidamente reglamentado, con una plataforma digital para mediar el avance de la productividad de los rubros en áreas por territorio, y vamos a dejar un plan de adecuación institucional, revisando su base jurídica”.

Consultados al respecto, dirigentes agropecuarios que prefirieron el anonimato coincidieron en señalar que el gobierno se marcha y deja en papel su “victoria pírrica”, mientras que el sector se asoma a un futuro nada halagador, afectado sobre todo por las importaciones.

La incertidumbre es tal, que solo el sector porcino, cuya desgravación este año baja a 23%, logró mantenerse el año pasado gracias a las compras hechas por el programa Panamá Solidario, toda vez que las importaciones fueron por cerca de 25 mil toneladas por encima de lo acordado en el TPC, pagando un arancel de 31.1%, según registra la publicación especialista en temas agropecuarios Ecos del Agro.

Y para rematar, agrega, el precio del canal de cerdo viene descendiendo desde diciembre de 2022, para establecerse en $1.30 durante los primeros días de enero, un indicativo de que las importaciones presionarán el precio más a la baja.

Un dirigente de los productores no dudó en señalar que lo que la gestión del ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrrama, no pudo hacer en 5 años, ahora se pretende que en 10 años lo desarrolle el PADE, “sin que tengamos ninguna seguridad real de que los gobiernos venideros le den seguimiento y lo cumplan. El papel aguanta todo”.

Según el plan de inversiones del PADE, se contemplan “programas y proyectos importantes que no excluyen otros que pudieran generarse durante el proceso de su ejecución”, que han sido enlistados en el llamado informe Portafolio de Programas y Proyectos, por un monto “total indicativo y estimado de 1,251,326,158.00 millones de balboas”.

Este dinero, de acuerdo al ministro consejero para Asuntos Agropecuarios, será generado una vez se concreten los proyectos, “cuando el Estado, en un alineamiento perfecto, identifique los financiamientos a través de organismos multilaterales, que están disponibles”.

Entre los organismos de financiamiento multilaterales, según Salcedo, habrá una especie de “sindicato” para hacerse de los proyectos, “pero ahora sí, con una política de Estado” que marcará el rumbo.

Los proyectos, según el citado portafolio, han sido identificados de acuerdo a nueve ejes estratégicos del PADE y sus montos distribuidos en 10 años.

Los nueve ejes son: comercialización, sistemas y normas sanitarias, financiamiento y seguros, agrotecnología, productividad y competitividad; agua, ambiente y desarrollo sostenible, agricultura familiar, educación integral agroalimentaria, adecuación institucional y consumo y aprovechamiento.

Salcedo, quien dijo estar consciente de que “cada gobierno tiene su estilo y establece sus tiempos”, indicó que la efectividad del programa estará garantizada por un Consejo de Seguimiento y Cumplimiento, que en su mayoría integrarán representantes del sector no gubernamental.

Para este Consejo de Seguimiento y Cumplimiento el Portafolio de Programas y Proyectos sugiere que se destinen $10 millones, mientras que para el fortalecimiento de la planificación estratégica y territorial se establezcan $5 millones, al igual que para un sistema de gestión hídrica, entre otros componentes.

Si te lo perdiste
Lo último
stats