Las teorías y los archivos de la CIA que dan detalles sobre el crimen de un expresidente en Panamá

Historia en Panamá

La sociedad panameña fue estremecida a inicios de 1955 con el asesinato del presidente número 26 de Panamá.

Panamá vivía una difícil situación socioeconómica y política para la década de 1950.

Escritores, periodistas, investigadores y hasta la CIA han desarrollado diversas teorías del magnicidio.

Presidencia de la República
Presidencia de la República / Cortesía Presidencia

Con el reciente asesinato del presidente de Haití. Jovenel Moise, aumentó la lista de magnicidios en América en los últimos 100 años. Diez crímenes de mandatarios han ocurrido en nuestro continente en poco más de un siglo, donde también se incluye uno acontecido en Panamá.

El 2 de enero de 1955, mientras disfrutaba de una carrera de caballos en el palco presidencial del desaparecido hipódromo Juan Franco (ubicado en el sector de Obarrio), fue asesinado de varios disparos, José Antonio Remón Cantera. Décadas después, se mantiene la confusión de los motivos de su muerte y los autores del magnicidio que trastocó los cimientos de la sociedad panameña.

José Antonio Remón Cantera
José Antonio Remón Cantera / Redes Sociales

Repasemos los detalles más conocidos de este misterioso y confuso magnicidio:

¿Quién era Remón Cantera?

El coronel José Antonio Remón Cantera nació en la ciudad de Panamá, el 11 de abril de 1908 y fue el primer militar en asumir con presidente de la República, cargo que ocupó desde el 1 de octubre de 1952 hasta el 2 de enero de 1955.

Remón Cantera obtuvo el título de Oficial de Caballería en 1931, tras cursar estudios en la Academia Militar de México.

Asciende a la jefatura de la Policía Nacional en 1947, donde acumuló gran poder, situación que provocó inestabilidad política, que culminó con la renuncia, en 1949, del presidente Daniel Chanis Pinzón y el derrocamiento del mandatario Arnulfo Arias Madrid, en 1951.

El país vivía años difíciles, debido a la depresión económica posterior a la Segunda Guerra Mundial. El desempleo era alto y las manifestaciones constantes. En medio de este enorme caos, Remón Cantera gana la presidencia en las elecciones del 11 de mayo de 1952.

Desde la presidencia de la República, Remón Cantera mostró ser un gran amigo de los Estados Unidos y represor de grupos comunistas y partidos de oposición. Militarizó a la policía y la transformó en la Guardia Nacional.

En 1953, negoció con el presidente de los Estados Unidos, Dwight Eisenhower unos arrendamientos en la Zona del Canal, que quedaron plasmados en los Tratados Remón-Eisenhower, que curiosamente fueron firmados poco después del magnicidio.

Hipódromo Juan Franco
Hipódromo Juan Franco / Cortesía: @PaViejaEscuela

Confusiones y contradicciones

Las confusiones en el caso del asesinato del Remón, inician apuntando como autor del crimen al estadounidense Martin Irving Lipstein, considerado el sicario principal de Lucky Luciano, un mafioso de raíces italianas, que es considerado el padre del crimen organizado de Estados Unidos, fundador de lo que se conoció como “La Comisión".

Por su parte, Lipstein fue arrestado la misma noche del homicidio, pero simplemente se le dejó ir.

En una nota del diario La Estrella de Panamá se destaca que:

La Policía Secreta y la Policía Nacional iniciaron de inmediato una orgía de detenciones, en las que cayeron más de 66 ciudadanos de todos los sectores sociales del país: desde el enemigo Arnulfo Arias (detenido en la cárcel de David), hasta impensables victimarios como Diógenes de la Rosa, Jorge Luis Lamela, Aristides Vernaza, Thelma King, Olga Yanis, Luis Restrepo Rosas, Roberto Anguizola, y muchos ciudadanos más. Hasta un borrachito de Chitré, apodado Chingo, que, en su juma, declaró haber sido el autor del crimen de Remón”.

El abogado Rubén Miró Guardia se confesó posteriormente como autor del crimen. Según los expedientes judiciales de la época, se había encontrado una “ametralladora marca Schmeisser, en la casa de los padres” de Miró, arma que supuestamente se usó para disparar desde “matorrales ubicados frente al palco de Remón”, en el hipódromo Juan Franco.

Miró por su parte acusó al vicepresidente y sucesor de Remón, José Ramón Guizado como cómplice y autor intelectual del crimen.

Guizado asumió como presidente de la República la noche del asesinato de Remón. Pidió ayuda internacional para resolver el caso del magnicidio.

La Asamblea Nacional, sin pruebas contundentes, decidió destituir a Guizado y condenarlo a siete años de prisión, en lo que se consideró por la ciudadanía de ese entonces como un “Golpe de Estado Parlamentario”. Guizado fue condenado antes que el autor confeso.

Lo curioso es que Miró Guardia se retractó después de su declaración inicial y aseveró que había actuado bajo amenazas. Rubén Miró Guardia fue absuelto.

A pesar de esto, José Ramón Guizado no fue restituido en su cargo debido a las presiones políticas. En 1957, los tribunales lo declararon inocente y fue puesto en libertad.

Estatua del Coronel José Antonio Remón Cantera.
Estatua del Coronel José Antonio Remón Cantera. / Foto: Wikipedia

¿Cómo murió cada uno de los mencionados?

  • Irving Lipstein fue asesinado en México, en 1957.
  • El 26 de enero de 1962, Lucky Luciano murió de un ataque al corazón en el aeropuerto internacional de Nápoles.
  • José Ramón Guizado se autoexilió en Estados Unidos. Murió en Miami, en 1965.
  • El 1 de enero de 1970 fue encontrado el cadáver de Rubén Miró en la carretera hacia Pacora. Su cuerpo tenía 38 balazos.

Los archivos de la CIA

En el primer lustro de este siglo, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA por sus siglas en inglés) desclasificó archivos de noviembre de 1957, relacionados al asesinado del presidente Remón, donde dejan ver que su crimen pudo ser por órdenes de Lucky Luciano, producto de un embarque de drogas y whisky que se le decomisó a su organización criminal en un muelle en Colón.

La muerte de Remón ha generado decenas de escritos, de historiadores, periodistas, investigadores y escritores. Por ejemplo, la novela “Lobos al Amanecer” de la escritora panameña Gloria Guardia formula la tesis que el magnicidio fue una operación conjunta de la CIA y de la mafia.

Han pasado 66 años desde el asesinato del presidente José Antonio Remón Cantera, un magnicidio de muchas piezas sueltas y donde al final reinó la impunidad.

stats