Los secretos turísticos de Gamboa, un lugar encantador para visitar

Turismo en Panamá

Buscan potenciar el aviturismo en Panamá
Buscan potenciar el aviturismo en Panamá / Cortesía ATP.

El turismo en Panamá recupera poco a poco su ritmo, sin desestimar la importancia de mantener las medidas de bioseguridad, en los sitios de interés turísticos tanto populares como en aquellos que se empiezan a descubrir, aguardan por los visitantes que desean darse un respiro de la cotidianeidad citadina.

Fue un sábado que amaneció nublado. En el punto de partida había que estar antes de las 6:00 a.m., según la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), a esa hora se debía partir hacía el destino de la aventura que tenían preparada para los representantes de los medios de comunicación que atendieron el llamado.

El destino: Gamboa. Aproximadamente a 40 minutos de la ciudad de Panamá. En la ruta, algunas personas iban a sus trabajos, otros se ejercitaban y a medida que el bus se alejaba del centro de la capital, se apreciaba un nuevo ambiente donde el verde es el color predominante. En el área también se observan estructuras que alguna vez albergaron a residentes estadounidenses en la antigua zona del canal.

Antes de llegar al primer punto de exploración, se puede observar la entrada del camino del oleoducto, construido en la Segunda Guerra Mundial para dar mantenimiento al oleoducto del Canal interoceánico, que en aquella época no fue atacado por lo que la estructura no se llegó a usar.

Ya en el lugar, en medio de la densidad de la selva y bajo la orientación de los guías, se inicia la caminata hacia la torre de avistamiento de aves, ubicada en el Panamá Rainforest Discovery Center, descrito como un lugar perfecto para un “détox” del diario vivir.

En el Parque Nacional Soberanía específicamente en el camino del oleoducto, que cuenta con 10 kilómetros de uso para sendero, se rompió el récord mundial de observación de aves en un día con 525 especies. El evento fue realizado en el año 1996 por Audubon Panamá.

El Instituto Smithsonian y la Universidad de Wyoming de Estados Unidos, tienen proyectos de investigación científica en ese punto para el estudio del cambio climático en el trópico.

Durante la caminata, el encargado de operaciones del sitio, Carlos Saavedra, cuenta que en el Centro de Observación del Discovery Center se pueden apreciar hasta 14 especies de colibríes a lo largo de un año.

En el lugar existe una torre de 32 metros de alto y pararrayos de 40, de acero inoxidable y antisísmica, diseñada en 2008 por Patrick Dillon, exclusivamente para el avistamiento de aves en la jungla. La sensación de estar sobre la copa de los árboles es única, además dependiendo de la hora, el sol se puede hacer sentir con bastante intensidad, es por ello que se recomienda que se llegue al lugar lo más temprano posible.

Vista desde la torre de observación del Discovery Center.
Vista desde la torre de observación del Discovery Center. / Jorge E. Quirós

Con suerte, se podrán se podrían ver algunas especies de tucanes como el tucán de garganta amarilla el más grande de la zona, el tucán pico iris y el cotinga azul. También es posible divisar el águila harpía.

Al descender de la torre, quienes visitan el lugar pueden atravesar un sendero que los llevará directo al Lago Calamito, inundado en 1914, cuando se inauguró el Canal de Panamá y es una ramificación del Lago Gatún, que surte de agua a las operaciones del Canal.

El Lago Calamito también tiene un mirador, para el avistamiento de aves.

Lago Calamito.
Lago Calamito. / Jorge E. Quirós

El sitio abre de martes a domingo de 7:00 a.m. a 5:00 p.m., y se pueden desarrollar actividades como senderismo, avistamiento de aves y de otros animales que habitan en el bosque, por otra parte, las personas podrían acampar, previa reservación y cumpliendo con las medidas de bioseguridad vigentes. En Lago Calamito se puede hacer Yoga.

El costo de ingreso al bosque secundario es de B/. 13.00 para residentes, B/.30.00 para extranjeros, B/. 5.00 niños y estudiantes y B/. 6.00 jubilados.

Entre las recomendaciones que se hacen a las personas es llevar agua, utilizar pantalones largos, repelente, zapatos cerrados y ropa adicional a la que se lleva puesta.

Comunidad indígena, abierta a compartir su cultura

Muy cerca del Discovery Center, saliendo en lancha del muelle de Gamboa en un viaje de 5 minutos, se encuentra a la comunidad indígena Ella Purú Emberá, de 65 habitantes, fundada por el cacique Manuel Antonio Zarco (q,e,p,d), quien entrenó a los astronautas del Apolo 11, a cómo sobrevivir en la selva.

Los miembros de la comunidad mantienen sus tradiciones y reciben a los visitantes con música instrumentaría, allí también se pueden observar cerca de 70 especies de aves, según los lugareños.

En la comunidad hay un sendero de medio kilómetro, donde se escucha el canto de los pájaros, hay animales silvestres y está conformado por gigantes árboles como el cuipo, que pueden llegar a medir entre 60 a 70 metros.

En la misma comunidad, los turistas también pueden ver representaciones de danza, a cargo de las chicas, con la musicalización de los hombres, como por ejemplo, la danza del jaguar que representa la fortaleza de la mujer y la danza bargará guacamaya, la naturaleza de los animales.

Las familias que subsisten en un 95% del turismo brindan pasadías, pero existe la posibilidad de quedarse a dormir en una casa tradicional que ha sido habilitada para turismo. Hay espacios para instalar tiendas de campaña, de lunes a domingo.

Turismo rodeado de naturaleza

Otro punto de interés en la zona de Gamboa, es el Canopy Tower una torre reciclada o convertida en hotel, considerado uno de los 100 mejores del mundo y uno de los 50 mejores sitios para realizar tour ecológico.

Es una torre de radar construida en 1965 por Estados Unidos como radar para proteger el Canal de Panamá, que incluso fue visitó el expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter, detalló Carlos Bethancourt, quien fue considerado por la National Geographic como el mejor guía de avistamiento de aves.

Agregó que la torre-hotel fue rediseñada para observar todo lo que existe en la naturaleza: aves, mamíferos , reptiles, anfibios, “ese es el objetivo principal de este lugar, donde las personas pueden reconectarse con la naturaleza y su biodiversidad y donde se han observado más de 300 especies de aves, en un trayecto de 3 kilómetros", dijo.

Perezoso observado desde un telescopio en Canopy Tower.
Perezoso observado desde un telescopio en Canopy Tower. / Jorge E. Quirós

Hay paquetes de pasantía y todo incluido de hasta 7 días, durante los cuales se realizan tours de día y de noche, al Parque Soberanía, al oleoducto, a Cerro Semáforo, Parque Summit y Gamboa.

En Panamá hay registradas mil 12 especies de aves, más que en toda Centroamérica, Canadá, México y Estados Unidos y es uno de los cinco corredores de aves del mundo.

Si te lo perdiste
stats