TVN plus En vivo

¿Son los tampones saludables o necesarios para el verano?

Tampones/ Getty Images
Tampones/ Getty Images
10 de marzo 2020 - 02:26

Toda mujer en el verano desea sentirse segura y usar tampones para el verano, pero su uso está rodeado de mitos como: ¿Dolerá al ponérmelo? ¿Perderé mi virginidad? ¿Qué tamaño me conviene? y ¿Es más difícil introducirlo o sacarlo?

Por este motivo te brindamos algunas recomendaciones para que disfrutes el verano sin complicaciones. No importa si tu destino es playero, en el campo, en la piscina, practicando deportes o mantenerte en la ciudad y por ello siempre es bueno tener en cuenta ciertos consejos, ya que el uso de tampones como método de higiene íntima durante los días de la menstruación requiere ciertas precauciones y recomendaciones para que resulte un método cómodo, limpio y sobre todo seguro.

Higiene: Antes de ponerte un tampón, lávate siempre las manos con agua y jabón para evitar que puedan entrar en tu cuerpo microbios y otras sustancias no deseadas.

Ventajas: Una de las principales ventajas de utilizar tampones es su “invisibilidad”, pues al fijarse en el interior de la cavidad vaginal, nadie puede sospechar que estás en tus días. Si utilizas ropa ajustada, no tendrás que perderte las invitaciones para un fin de semana en la playa o el club. Podrás nadar, correr, montar bicicleta o caballo, entre otras actividades.

Controla el flujo menstrual: Durante esta parte del ciclo femenino la sangre tiende a depositarse en el fondo de la vagina y puede salir en forma de coágulo cuando cambias repentinamente de posición, pujas o estornudas. Esto puede sobrepasar la capacidad absorbente de la toalla higiénica, con el tampón eso no sucede.

No dejarlo más de 4 horas: Siempre es recomendable cambiar el tampón cada 4 horas, no debes dejártelo dentro más de 8 horas y solo debes usarlo durante la menstruación. No lo utilices para dormir. Así evitarás el riesgo de presentar el llamado síndrome de shock tóxico (SST).

Selecciona el tampón adecuado: Antes de comprar 1 por primera vez, acude al ginecólogo para que descarte infecciones vaginales o flujos abundantes. Si los tienes, será mejor utilizar las toallas sanitarias o kotex.

La virginidad: ¿Temes perder la virginidad? Deja de lado esta creencia infundada. Recuerda que eres virgen mientras no hayas tenido relaciones sexuales. El himen no está sellado totalmente y presenta una pequeña abertura para permitir el paso de flujos vaginales y el sagrado de la menstruación. Por allí también ingresa el tampón siempre que esa abertura sea circular.

Que tenga lubricante y no utilizar vaselina: Si es tu primera vez usa un tampón con aplicador y lubricante. Los ginecólogos aconsejan no usar vaselina porque afecta la capacidad de absorción del tampón.

Bótalo: Si en el intento de colocar el tampón, este cae al suelo debes desecharlo y utilizar otro. No intentes varias veces poner y sacar el mismo tampón. Siempre intenta con uno nuevo.

Componentes: El algodón natural es el mejor componente para estar en contacto con tu piel y no necesita ser alterado para asegurar una buena absorción del flujo menstrual.

Retíralo: Para retirarlo solo tienes que relajarte. Puedes aprovechar cuando orinas para tirar del hilo.

Aunque parezcan recomendaciones muy obvias, es importante que las tengamos siempre presentes y más en estos meses de verano.

Temas relacionados