La conexión Mossack Fonseca – Lava Jato

La firma de abogados creó una sociedad que ha sido señalada por lavar dinero

Fonseca Mora busca desvincularse de las actividades de la franquicia en Brasil

Mossack Fonseca
Mossack Fonseca / EFE

El esquema de corrupción en Brasil funcionaba a través de empresas de construcción que presuntamente inflaban los precios de construcción y repartían el dinero entre directivos de la estatal Petrobras.

Para lavar el dinero, de acuerdo a la fiscalía brasileña, se compraban propiedades a través de sociedades como las creadas por Mossack-Fonseca.

Una de estas sociedades fue Murray Holdings. La misma fue creada por la firma de abogados panameña bajo la jurisdicción de Nevada, Estados Unidos.

Mossack-Fonseca vende esta sociedad a Ademir Auada en Brasil. Auada actúa como intermediario y vende a su vez la sociedad a un tercero. Finalmente, la sociedad es utilizada para comprar un apartamento de lujo en el condominio Solaris de la ciudad de Sao Paulo.

Los fiscales brasileños se dan cuenta que la propietaria de este apartamento, Nerci Warken, no es más que un “títere” utilizado para esconder a los verdaderos beneficiarios, que sospechan son políticos de alto nivel. Llegan incluso a vincular al expresidente brasileño Inacio Lula Da Silva quien es llamado a testificar junto a su esposa.

Cómo se manejaba Mossack-Fonseca en Brasil

Mossack-Fonseca se maneja en Brasil a través de su franquicia, administrada por la panameña María Mercedes Riaño.

Las oficinas y residencias de Riaño y sus empleados fueron allanadas el año pasado en Brasil. Dos subordinados fueron interrogados y dejados en libertad.

Riaño se encuentra en Panamá, por lo que no se logra su detención.

Mossack Fonseca Panamá manifestó el año pasado que la defensa de Riaño abogaría por cooperar a través de medios electrónicos con las autoridades brasileñas.

La abogada de Fonseca Mora, Guillermina McDonald, declaró hoy que su cliente no guarda ninguna relación con las operaciones en Brasil. Enfatizó que la responsabilidad de las operaciones llevadas a cabo en el país corresponde exclusivamente al dueño de la franquicia.

McDonald no menciona nombres, pero se refiere a la persona como “ella”.

La procuradora Kenia Porcell ha asegurado que cuatro personas serían llamadas a indagatoria, incluyendo a los socios principales de la firma. Esto apunta que hay una alta probabilidad que María Mercedes Riaño sea convocada por el Ministerio Público.

La supuesta destrucción de evidencias en Mossack-Fonseca

Porcell también se refirió a una posible destrucción de evidencia y la creación de sociedades en Brasil.

Esto podría referirse a un correo de 2007 de Riaño, interceptado por las autoridades brasileñas en el que pide a sus empleados sacar papeles de la oficina, incluyendo nombres de clientes y documentos con información sensible.

Mossack Fonseca aseguró que esto se debía a un proceso de digitalización y que no se borró información. Pero los fiscales brasileños lo conectan con un correo de Carlo Moratelli pidiendo la cancelación de sus sociedades luegos de ser allanado por la Policía Federal.

La Fiscalía Segunda contra la delincuencia organizada mantiene 4 investigaciones relacionadas con actividades de la firma por blanqueo de capitales. La procuradora ha señalado que la investigación identifica a la firma de abogados como una “organización criminal que se dedica a ocultar activos, dinero de orígenes sospechosos, creando estructuras corporativas y financieras asociadas directamente con la firma de abogados”.

Balmer Holdings y corrupción en Perú

Estas actividades no se limitan a Brasil. Una investigación publicado por IDL Reporteros, vincula a otra sociedad inscrita por Mossack Fonseca, esta vez en Panamá, con un escándalo millonario de corrupción en Perú en el que participó la empresa Odebrecht.

Se trata de Balmer Holdings Assets, inscrita el 3 de enero de 2007. De acuerdo a la investigación, Mossack Fonseca utilizaría a Belholt-González Lerena, Asesores Legales y Financieros (BGL Asesores) como intermediario con un cliente final que permanece en el anonimato pero que se habría visto beneficiado con 7 millones de dólares provenientes de Odebrecht y un consorcio llamado IIRSA Norte.

Según IDL Reporteros, Mary Novoa de BGL Asesores pide “que por favor se destruya la correspondencia que se recibe”. A lo que la funcionaria de Mossack Fonseca Panamá, Diva de Donado habría respondido que “de acuerdo a sus instrucciones, la correspondencia recibida será destruida”.

Las investigaciones a Mossack Fonseca forman parte de la fase 22 en la Operación Lava Jato.

Temas relacionados