Vicepresidente Carrizo habló con expresidenta Moscoso para conocer su 'experiencia' ante crisis por COVID-19

La expresidenta Mireya Moscoso.
La expresidenta Mireya Moscoso.

La administración de la expresidenta Mireya Moscoso (1999-2004) enfrentó hace 20 años una de las crisis de salud más recordadas: el hantavirus. La decisión de suspender los carnavales quedó marcada en la mente de los panameños. Su experiencia ante esta situación motivó una llamada por parte del vicepresidente de la República, José Gabriel Carrizo.

En conversación telefónica con TVN-2.com, la exmandataria envió un mensaje a los panameños en medio de esta dura situación por la pandemia de COVID-19 y compartió parte de su experiencia, cuando desde el Palacio de las Garzas le tocó junto a su ministro de Salud de aquel entonces, José Terán, enfrentar esta enfermedad que estaba golpeando al interior del país. Sobre todo, las provincias de Coclé, Herrera y Los Santos.

Para Moscoso, la crisis sanitaria que les tocó lidiar no es comparable con la actual, debido a que es un problema mundial y con mayores repercusiones en lo económico y lo social. “Hay que privarse de ciertas cosas”, señaló Moscoso.

La expresidenta que actualmente se encuentra cumpliendo la cuarentena obligatoria en el distrito de Pedasí, provincia de Los Santos, dijo que cuando empezaron a salir los casos de hantavirus en el año 2000, durante un Consejo de Gabinete el Doctor Terán dijo que se tenía que tomar la difícil de decisión de suspender los carnavales. “No fue fácil, porque se impactaba económicamente, pero había que medir las consecuencias a nivel de salud”, aseveró.

Moscoso manifestó que la semana pasada fue contactada por el vicepresidente Carrizo y durante la conversación tocaron temas sobre su “experiencia” y además deseaba algunos “consejos”.

Habían conversado con los presidentes de los partidos políticos del país y también estaban interesados en conocer mi posición sobre esta situación como expresidenta de la República”, indicó Moscoso.

Aprovechó para felicitar a la ministra de Salud, Rosario Turner, al director de la Caja de Seguro Social, Enrique Lau, a la Policía Nacional y a todos los médicos y enfermeras que están en la primera línea de combate contra la pandemia en Panamá.

Finalmente, Moscoso envió un mensaje a los panameños de que se queden en casa. “Es lamentable ver personas que están desafiando las medidas (…) No se puede andar saliendo a la calle, porque pueden ser contagiados y contagiar a la familia”.

El último informe de las autoridades de salud reveló que en Panamá se han reportado 1,673 casos positivos de COVID-19, de los cuales 41 han fallecido, 1,496 se encuentran en aislamiento domiciliario, 213 pacientes hospitalizados, entre este grupo se encuentran en sala 141 pacientes con síntomas moderados, y en cuidados intensivos se mantienen 72 personas, que representan un 4.3%.

A la fecha se han recuperado 13 personas de los efectos del fuerte virus. De estos sobrevivientes, 8 son mujeres y 5 son hombres. De ellos, dos son menores de 20 años de edad y uno de solo 6 meses. Hay 3 recuperados mayores de 60 años de edad.

stats