TVN plus En vivo

Pérez Balladares recomienda que se evalúen los subsidios y se reduzcan con opciones de trabajo

Ernesto Pérez Balladares

Análisis de los tres años de gobierno

El expresidente de la República, Ernesto Pérez Balladares, manifestó que la postura actual que enfrenta el gobierno es el resultado de un conjunto de situaciones que ha traído como consecuencia el aumento de la deuda pública, quedando en un punto difícil, pero son cosas que hay que verlas en función a los dos años de pandemia.

Señaló que el alza de la planilla ha sido injustificable, sobre todo en la Asamblea Nacional, pero son cosas que deben verse en referencia a lo sucedido durante los dos últimos años.

Recalcó que lo ideal es que la deuda que vaya a adquirir el país sea para inversión Estatal, pero en la situación que se enfrentó, la deuda debía estar focalizada en darle solución a los panameños más humildes. Para Pérez Balladares, la deuda panameña debe verse también en relación con la de otros países que la tienen por arriba del 100%, asegurando que la deuda pública de Panamá es manejable.

Subsidios

“Lo ideal son subsidios temporales en función de una situación especial y se le debe poner término, encaminado a solucionar la temporalidad de la situación, no a darle permanencia”, indicó el exmandatario, enfatizando en que los subsidios panameños se crean por populismo y sin fin.

Recomendó que se evalúe subsidio por subsidio, y de esta manera se vayan reduciendo con opciones de trabajo.

Sostuvo que el Estado no tiene “una mina de dinero, ni produce dinero para pagar indefinidamente los subsidios”.

Considera que mientras se está dando un subsidio se está quitando la posibilidad de solucionar el problema del agua y las carreteras en el país.

Políticas públicas

El expresidente dijo que es momento de evaluar lo que está pasando, lo que pasó y lo que va a pasar para plantear políticas públicas adecuadas a la situación. Considera que aún hay tiempo para tomar las decisiones correctas, evaluar si el equipo ha hecho el trabajo adecuado en estos años de gobierno.

“Prefiero tener buenos ministros que buenos amigos en el gabinete”, aseveró Pérez Balladares, indicando que uno de los cambios que tendrían que hacer es en el Ministerio de Obras Públicas, aunque considera que el Gobierno no tiene la necesidad de traer un súper ministro, ya que, esa sería función del mismo presidente o vicepresidente.

Rechazó la posibilidad de estar dentro del gobierno como ministro de Estado, aunque aseguró que sí podría dar consejos y asesoría de forma gratuita como lo ha hecho hasta el momento.

Para el exmandatario, no existe una mala relación o secuestro de la Asamblea al presidente, ya que este último es quien veta o sanciona las leyes que le convienen o no al país, es él quien ejerce el poder y no la Asamblea que depende del presupuesto que se le otorgue.

Además, dijo que es necesario cambiar el sistema de elección de los diputados, para poder obtener resultados diferentes.