La curiosa historia de la niña que se escribía cartas con el exdictador Manuel Antonio Noriega

Manuel Antonio Noriega fue el último general de las desaparecidas Fuerzas de Defensa de Panamá.
Manuel Antonio Noriega fue el último general de las desaparecidas Fuerzas de Defensa de Panamá. / EFE

Su nombre es Sarah York, cuyo nombre se hizo famoso al final de la década de los 80 cuando la dictadura de Manuel Antonio Noriega, fallecido el lunes 29 de mayo, llegaba a su ocaso.

York, que en aquel entonces tenía 14 años, presa de la curiosidad y por querer un sombrero que tenía puesto Manuel Antonio Noriega mientras salía en el programa estadounidense “60 minutos”, decidió emprender la aventura de escribirle una carta al exgeneral.

Lo que nunca se esperó la inocente muchacha es que el hombre que encabezaba la opresión contra el pueblo panameño le escribiría de vuelta y además le pedía a Sarah que mantuvieran la conversación por medio de cartas.

Relata el diario BBC Mundo en su versión digital que el mensaje de Noriega fue:

“Querida Sarah, me siento honrado por tu carta, agradezco tu mensaje de fe y amistad, espero que sigas enviando cartas y me cuentes de ti y de tu ciudad. Con amistad y aprecio. General Manuel Antonio Noriega”.

De acuerdo a la publicación las conversaciones entre York y Noriega continuaron por varios meses. “El exgeneral le hablaba sobre América Central y ella de sus calificaciones escolares”.

El sombrero que deseaba la pequeña de 14 años le fue obsequiado por Noriega y su relación llegó a otro nivel cuando en 1988, el exdictador invitó a York y a su familia a Panamá.

La visita de esta familia norteamericana no fue bien vista por la prensa de este país e incluso los acusaron de “falta de patriotismo y de apoyo a un régimen brutal”.

“La figura de Sarah York fue calificada por algunos analistas de la época como un juego politiquero de Noriega, quien en ese momento mantenía tensas relaciones con el Coloso del Norte”, manifiesta el medio extranjero en su publicación.

¿Qué ha sido de la vida de Sarah York?

Cuenta la BBC Mundo que en la actualidad, York vive en Minesota, se dedica a la música y tiene dos hijos.

El capítulo de su vida donde intercambió cartas con el exdictador Noriega, es algo de lo cual no le gusta hablar públicamente y solo accedió a contarlo durante un programa radial motivada por una amiga.

Su amiga hoy día la describe como “un personaje intrigante, motivado por la curiosidad”.