`No fue con el Matador, fue con Pegasus que se pinchó en la era Martinelli´

Las escuchas telefónicas en la administración Martinelli / TVN Noticias

Las palabras de Ana Matilde Gómez, diputada y exprocuradora General sobre los pinchazos telefónicos ilegales de Ricardo Martinelli no se refieren a hechos desconocidos, así lo explicó ella misma en sus redes sociales este miércoles 21 de junio.

Desde el inicio de su gobierno, Ricardo Martinelli tenía intenciones de realizar estas actividades al margen de la ley, así se desprende del testimonio de la exprocuradora.

Y Gómez confirmó que el presidente Juan Carlos Varela estaba al tanto de los propósitos de Martinelli.

Recordemos que la propia embajadora de Estados Unidos, Bárbara Stephenson, informó de la inusual petición de Martinelli de utilizar el programa de escuchas llamado "Matador" con la intención de espiar a sus adversarios políticos.

La respuesta de la embajadora fue que "Matador" estaba destinado a operaciones contra el narcotráfico y requerían la autorización del Ministerio Público.

Esta negativa fue la que condujo a Martinelli a llamar, estando en los Estados Unidos, para hablar ante las Naciones Unidas, a la procuradora Gómez con la intención de "legalizar", algo prohibido por nuestro ordenamiento legal.

Es por ello que Gómez, en sus declaraciones de ayer a TVN Noticias se refería al programa Matador (mencionado en el escándalo de los Wikileaks).

Ante el fracaso de sus gestiones para usar a "Matador", Martinelli decide adquirir sus propios medios de escucha y emprende la compra del programa Pegasus a través del Consejo de Seguridad, en ese momento a cargo de Gustavo Pérez.

Justamente es por Pegasus, que según reportes oficiales fue comprada en el año 2012, que Martinelli está implicado en el caso de escuchas telefónicas -de mas de 150 personas- por el que se pidió su extradición a Estados Unidos.

Hoy día el exmandatario tiene su futuro en las manos del juez Edwin G. Torres, quien en una fecha no determinada comunicará si le concede o no una fianza de excarcelación, mientras se tramita la solicitud de extradición.

Refiriéndose a ello, en un segundo tweet la exprocuradora Gomez destaca que no se puede perder la vista del punto principal, quien orquestó toda la trama de interceptaciones telefónicas, fue Ricardo Martinelli, ahora preso en Miami.

Esta reacción fue respaldada por el ministro de Economía, Dulcidio De La Guardia.

A pesar de los comentarios de Gómez en las redes sociales también hay cuestionamientos en su contra.

Pegasus, la clave en medio de la polémica

Pero como dice el viejo refrán: las palabras se las lleva el viento, analicemos las pruebas existentes al respecto.

Estas imágenes muestran que la máquina o programa Pegasus, usado para pinchar ilegalmente a al menos 150 personas, según las investigaciones realizadas por las autoridades panameñas, fue comprada mediante un contrato que tiene fecha del 3 de julio de 2012 y que fue firmado por Gustavo Pérez. (La salida de Juan Carlos Varela del gobierno de Ricardo Martinelli se produjo el 30 de agosto de 2011).

Pérez a nombre del Consejo de Seguridad celebró el contrato con la empresa israelí NSO, Group Technologies LDT.

Contrato de compra de Pegasus
Contrato de compra de Pegasus
Contrato de compra de Pegasus página 2
Contrato de compra de Pegasus página 2
Contrato de compra de Pegasus página 3
Contrato de compra de Pegasus página 3

Ana Matilde Gómez no es la única preocupada en el asunto, esta semana Annette Planells, miembro del Movimiento Independiente (Movin), cuestionó algo que algunos han pasado por alto.

Planells dijo exactamente lo siguiente: “El sistema judicial debe cumplir con su misión. Que digamos que todos los gobiernos espían, entonces ¿qué clase de país estamos construyendo?, esperamos que esto sea para temas de seguridad y terrorismo, no para temas personales, políticos y comerciales, (…) y si no somos los suficientemente duros estamos dejando la puerta abierta para que otros mandatarios lo utilicen”.

Algunos defensores del expresidente han levantado el argumento de que todos los gobiernos pinchan teléfonos y la pregunta que surge es ¿será éste un reconocimiento de que cometió los delitos que se le atribuyen en Panamá?.

La respuesta que emana de sus propios simpatizantes es contradictoria, porque aseguran que todo se trata de una persecución política, argumento que fue vertido ante el juez Edwin G. Torres en Miami, Estados Unidos.

Sigue siendo Torres la persona con el poder para liberar o mantener en prisión a Martinelli, quien es requerido en Panamá por los pinchazos telefónicos ilegales.

Vea acusación formulada contra Martinelli por este expediente aquí.

Si te lo perdiste
stats