Ulloa reitera llamado a romper 'círculo vicioso' de maltrato a mujeres adultas mayores

El Día de las Madres es una fecha para hacer justicia

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, resaltó que, en este Día de la Madre, además de celebrar y agradecer la generosidad de esas mujeres que trabajan las 24 horas y los 365 días del año, también hay que tener presente a las mujeres que luchan con su infertilidad, las mujeres que padecen un proceso de adopción y muy especialmente, aquellas madres que han enterrado a sus hijos.

Ulloa envió un emotivo mensaje a estas últimas, señalando que lleva siempre en su corazón a aquellas madres valientes que han tenido que devolver a sus hijos al cielo, sabiendo que sus pies caminan hacia dónde él está durmiendo, esforzándose con seguir viva.

“Este día es único en todo el mundo, en Panamá unimos la celebración del Día de las Madres a otro concepto que es el de la fe que es la Inmaculada Concepción de María, en María se cumple la promesa de Dios que no nos abandona, que del vientre de María nos llega la salvación”, manifestó.

El arzobispo recordó a los hijos que no hay madres perfectas, pero el mejor regalo que se les puede dar es decir "tengo un hijo, una hija de bien".

Ante el último estudio que revela que las mujeres adultas mayores reciben maltrato de sus hijos y nietos, Ulloa dijo que hay que romper el círculo vicioso, haciendo consciencia del respeto, y cariño que se le debe a quienes nos han dado la vida. También indicó que hay una responsabilidad ciudadana de denunciar el maltrato.

Aprovechó para hacer un llamado a que se le brinde atención psicológica a las víctimas para que entiendan que tienen que romper ese círculo vicioso, quitarles la venda y enseñarle que la vida no va por ese camino y que esa no es una forma de manifestar su amor.

stats