TVN plus En vivo

Piden remover obligatoriedad de uso de mascarillas, garantizar acceso a pruebas caseras y medicamentos

Mascarillas en Panamá

¿Está listo Panamá para dejar atrás las mascarillas?

La obligatoriedad del uso de la mascarilla en espacios cerrados o en lugares con aglomeraciones se ha convertido en un debate durante los últimos meses en Panamá, que mira cauteloso el comportamiento del virus en los países que han dado este enorme paso a la normalidad tras haber superado las duras etapas de la pandemia de la COVID-19.

Aunque los casos se siguen registrando a diario, para el infectólogo Xavier Sáez Llorens el gobierno no puede seguir siendo la niñera de la población, considerando que a estas alturas todos los panameños deben saber cómo cuidarse del virus y ser conscientes de cuándo debe o no utilizar la mascarilla que no solo es efectiva contra la COVID-19, sino para evitar otras enfermedades.

Sostuvo que retirar la obligatoriedad del uso de la mascarilla, no significa remover la recomendación que siempre debe estar porque la mascarilla es una medida de salud pública muy efectiva, pero debe ser a discreción de la persona.

“Yo creo que hay que remover la obligatoriedad y empezar a aprender a convivir con el virus y regresar a la normalidad en todos los puntos de vista en el país”, expresó Sáez Llorens.

Recordó que el principal objetivo de las medidas de mitigación contra la COVID-19 era evitar las hospitalizaciones, muertes y el colapso del sistema de salud, lo que se ha logrado, ya que, existe una población bastante inmune contra el virus y la enfermedad grave, por lo que es un escenario distinto al 2020, sobre todo tomando en cuenta la vacunación.

Sáez Llorens detalló que, ahora existen cuatro factores en los que el gobierno debe enfocarse: asegurar que los vulnerables tengan sus refuerzos, disponibilidad de pruebas caseras, disponibilidad de terapia antivirales en todas las instalaciones de salud, y mejorar la ventilación escuelas, restaurantes, oficinas y espacios cerrados.

Indicó que el sublinaje de Ómicron BA-5 que actualmente representa el 3% de los infectados, podría aumentar la aparición de nuevos casos si se convierte en la sepa dominante.

Sobre las pruebas caseras, el doctor señaló que es importante que el gobierno permita la entrada de esta herramienta, sobre todo cuando se levante la obligatoriedad del uso de mascarillas.

Reiteró que es necesario volver a la normalidad, aprender a convivir con el virus, por lo que ya se deben levantar las medidas de restricción de entradas por el Aeropuerto, manteniendo la vigilancia genómica que lo único que hace es retrasar la entrada del virus.

El médico dijo que pronto habrá vacunas de segunda generación que cubren mejor las variantes de la Ómicron.

stats