Proyecto 'Portobelo de Colores' se iniciará el próximo mes de mayo

Imagen de Portobelo.
Imagen de Portobelo. / Cortesía ATP.

En mayo iniciará la primera fase del proyecto “Portobelo de Colores”, que tiene como objetivo resaltar la belleza de este lugar haciéndolo más atractivo para el visitante, así como también reconectar a la comunidad con su patrimonio cultural.

En la primera fase se intervendrán unas 85 casas de madera y cemento, que en su exterior serán embellecidas.

Para tal fin, el gerente general de la Zona Libre de Colón, Giovanni Ferrari, entregó, al administrador general de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Iván Eskildsen, una cantidad simbólica de pinturas que serán utilizadas.

En un memorándum suscrito en un Gabinete Turístico en el año 2019, se plantea un plan de acción interinstitucional con el fin de planificar una estrategia integral para este destino, que permita el desarrollo sostenible de su patrimonio natural y cultural, vinculando a la comunidad local como beneficiaría.

El administrador de la ATP, Iván Eskildsen, dijo que “Portobelo de Colores es otro proyecto bajo la estrategia Turismo, Conservación e Investigación (TCI), con un turismo sostenible enfocado en atraer viajeros conscientes que aprecien el trato de comunidades locales que conserven su patrimonio natural y cultural”.

Ferrari sostuvo que la Zona Libre de Colón es realmente una evolución de lo que fueron las ferias de Portobelo que se dieron hace 500 años, donde compradores y vendedores se reunían para una actividad en común, después de medio milenio se puede decir que en Portobelo todavía sigue vigente esa actividad económica que se ha traslado a lo que es la Zona Libre de Colón.

Para la selección de los colores se evaluaron los tonos predominantes en la cultura afrocolonial, y se acordó que las casas desocupadas se pintarán de blanco para que sirvan de lienzo a intervenciones artísticas.

Las viviendas, ubicadas cerca de las costas del distrito, es lo primero que visualizan los visitantes nacionales y extranjeros que llegan por mar y tierra interesados en conocer la parte histórica de las fortificaciones de Portobelo, su idiosincrasia y disfrutar de sus recursos turísticos naturales.