TVN plus En vivo

La vida de Aminta al ser envenenada con dietilenglicol

La vida de Aminta al ser envenenada con dietilenglicol / Yenny Caballero

No tomar a tiempo sus medicamentos, le resta calidad y tiempo de vida a Aminta Quintero. Ella sufre igual que cientos de personas que las envenenaron con dietilenglicol.

"Una de las cosas que nos daña el tóxico es el sistema nervioso central y periférico", comentó Aminta a TVN Noticias.

Recién salía de una cita y descansaba un poco para atenderse con otro especialista. Ella aún está muy débil ya que hace poco tuvo una crisis que le provocó una hemorragia por más de una semana.

"Yo no puedo estar sola, tengo que estar acompañada siempre. No he podido regresar a mi puesto de trabajo y yo tengo ganas de trabajar porque soy una mujer joven y con mucha capacidad", dijo.

Como paciente que sufre las consecuencias del envenenamiento por dietilenglicol, su lucha ha sido por años. No tener un medicamento le quita tiempo de vida.

"Hace seis meses, el especialista me mandó los medicamentos y los presenté en la farmacia del Centro de Toxicología. Al sol de hoy, ellos no me han comprado el medicamento", expresó.

Debe tomar pregalex, que en una farmacia la caja de 30 pastillas le cuesta 150 dólares y daflón, que tiene un costo de unos $55.00 una caja de 30, pero que usualmente no le alcanzan para un mes.

"A veces no tenemos dinero y hay mucha gente que no tiene ni para comer y para trasladarse al Centro de Toxicología a atenderse. (...) Esto es un trato cruel", manifestó con impotencia.

Con información de Yenny Caballero.

Si te lo perdiste
stats