Junta directiva de la CSS responsabiliza a Martiz de problemas administrativos

Presidente de la junta directiva de la CSS responde a cuestionamientos de Alfredo Martiz

El presidente de la junta directiva de la Caja de Seguro Social (CSS), Guillermo Puga, negó las acusaciones hechas por el director de esta entidad, Alfredo Martiz por las restituciones de funcionarios presuntamente vinculados con casos de corrupción y lo responsabilizó de los problemas administrativos.

Puga manifestó en Noticias AM que se sentían sorprendidos con las declaraciones del director de la CSS, porque del personal que él está al mando y que removió, "no ha llegado al pleno de la junta directiva". De manera que, está "confundiendo una cosa con la otra porque no son despidos, son rotaciones y traslados que el reglamento interno establece reglas claras, cuando eso llegue al pleno lo vamos a analizar para ver los motivos en que se remueve".

“Si la administración no cumple con los procedimientos y el debido proceso, obviamente los casos se le caen. Yo quisiera que dijera cuáles son los casos que nosotros hemos revocado. Los casos de los que él habla están en comisión, cuando eso llegue al pleno, vamos a analizar todo lo que corresponde”, dijo Puga.

Al ser cuestionado sobre si en el año de administración del actual director de la CSS, han restituido a funcionarios que habían sido removidos de sus cargos, Puga aseguró que “se puede contar con los dedos de la mano. No creo que pasen de cinco. Lo que está sucediendo es que en la administración pasada y esta, cuando tiene que aplicar una sanción, se tiene 12 meses para hacerlo y mucha veces cuando van a poner la sanción han prescrito y que le queda a la junta directiva”.

"(…) Nosotros citamos al director de La CSS para que señalara con nombre propio los funcionarios que se han restituido, quien es que le tiene la mano atada a él”, preguntó Puga.

Conformación de la junta directiva

Actualmente la junta directiva está conformada por 11 miembros, más el contralor de la República quien tiene voz y no voto.

Puga tiene entre 17 a 18 años de estar en la CSS, de los cuales, 11 han sido como presidente de la junta directiva. “Yo soy el que más tiempo tiene. La gente piensa que yo estoy en ese puesto por mi bonita cara y no es así. Cada periodo presidencial se elige por 5 años y la junta directiva se puede reelegir. Yo he sido propuesto por el Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato). En el periodo pasado muy poco estuve porque todo el mundo conoce la persecución política del Gobierno anterior y ahora en este periodo presidencial se me nombra nuevamente”.

“Cuando se me reelige es por algo, porque estamos haciendo un trabajo en los informes que nosotros presentamos. (...) Donde yo voy la gente me felicita por el trabajo que estamos haciendo tanto en la parte sindical como en la junta directiva". Sin embargo, al consultársele sobre esos informes, y dónde los asegurados podían tener acceso a la información, señaló, que podía mostrarlos.

Esta junta directiva se reúne dos veces por semana, pero sus reuniones no son gratis, ya que según establece la Ley 51, cuando la junta se reúne en el pleno se les da un reconocimiento de 100 dólares como dieta y 30 dólares cuando participan en comisiones, el tope es de $1,200 dólares entre el pleno y las comisiones para principal y suplente, detalló el presidente de la junta directiva de la CSS.

Ahora bien, también hay ingresos para los miembros de la junta directiva para su movilización diaria, siendo aumentado de $200.00 a $400.00 dólares como máximo al mes.

“Esto es movilización de los gastos que los miembros incurren para llegar a las instalaciones de la CSS. O sea cuando usted va, se le reconoce un promedio de $50.00 dólares por día. Si va cuatro veces al mes se cobra $200.00 dólares”, contó Puga.

“Esto está bien calculado en base a los estudios que se hicieron. El presupuesto mayor de las entidades del Estado, es precisamente de la CSS por casi 6 mil millones de dólares. Esta junta directiva es la que menos se le paga de todas la que existen en las entidades del Estado, pero bueno no nos quejamos, vamos a hacer un trabajo”.

Capacitaciones

Puga mencionó que en los últimos años se han hecho varios viajes para capacitar a los miembros de la junta directiva y administrativos, los cuales son hechos con los fondos de la CSS. “Cuando vienen traen buenas innovaciones y aprendizajes que se aplica en lo que corresponde”.

Todas estas explicaciones dadas por Puga, han generado un enorme malestar en los asegurados quienes sienten que la entidad está “deshumanizada” y los servicios que se ofrecen son cada vez peor. Solo basta con ingresar al Cuarto de Urgencias de la CSS y se puede palpar las necesidades apremiantes de los asegurados, quienes no están pidiendo un favor, sino una atención de calidad porque pagan por ese servicio mes a mes.

“Todo eso pasa por un proceso de control tanto de administración de la CSS como de la Contraloría. No hay nada ajeno a la ley. La ley lo permite, que se viaje para capacitaciones. Le aseguró que nadie va a pasear”, expresó.

Puga es consciente que “se desconoce por completo el trabajo que la junta directiva está haciendo. Nosotros señalamos los errores que la administración está haciendo para que se corrijan. La ley nos prohíbe entrar en la administración, nosotros pedimos rendición de cuentas".

El presidente de la junta directiva negó que conocieran las molestias del director de la CSS, porque se han hecho tres reuniones. “Nos sorprenden las declaraciones en contra de la junta directiva”.